access_time 13:34
|
19 de diciembre de 2006
|
|
BALANCE 2006

El pago al FMI y las reservas, bases del crecimiento

La decisión del Gobierno nacional de cancelar casi 10.000 millones de dólares al organismo internacional de crédito y la recuperación de las reservas son los pilares para este buen momento de la economía

         El pago anticipado de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que puso fin a los ajustes recetados por el organismo en las dos últimas décadas, y la recuperación de las reservas internacionales son los pilares del crecimiento argentino en el 2006. A principios de año, Argentina desembolsó 9.530 millones de dólares de sus reservas internacionales para pagar lo adeudado al FMI. Con ello, se logró dos objetivos básicos, según el Gobierno: una independencia político-económica histórica para el país y demostrar que se puede crecer sin seguir recetas ortodoxas.


         Como toda decisión de esta naturaleza, esta tuvo sus adeptos y sus detractores. Pero el cambio que se vivió con la actitud de Argentina, sumada a iniciativas similares de otros países como Brasil y Uruguay, hizo que el FMI encarara un proceso de reforma, previa autocrítica de su responsabilidad en el fracaso de los programas que exigían a sus socios deudores.


        Las secuelas de esta decisión, además, no sólo tuvieron un tinte político. Tras el pago de la deuda, la calificación crediticia fue elevada en tres oportunidades hasta alcanzar, en octubre, la nota de B+. Standard & Poor’s subió, el 2 de octubre, la calificación soberana de largo plazo en moneda local y extranjera de Argentina a B+ desde B, con una perspectiva de calificación estable. La perspectiva de estable se basó en la expectativa de la consultora de un desempeño económico favorable para el 2006 y el 2007, con un continuo crecimiento del producto bruto interno (PBI) y superávit fiscal y de la cuenta corriente.


         “La suba de las calificaciones de Argentina refleja las mejoras en la liquidez externa del país, en combinación con un nivel de la deuda en descenso”, dijo, en esa oportunidad, un comunicado de la calificadora de riesgo. Esa mejora en la calificación crediticia fue pronto ratificada por inversores internacionales que, con un renovado apetito por los títulos públicos locales, ya alejado el fantasma del default, ingresaron al mercado fuertes liquidaciones en dólares, mientras que el riesgo país se derrumbaba por debajo de su piso histórico.


      Así, el Banco Central logró recuperar, mucho antes de lo previsto –tres meses de anticipación–, el nivel de reservas con que contaba antes de realizar el pago al FMI, unos 28.120 millones de dólares, y, a la fecha, el stock de reservas internacionales ya supera los 31.000 millones.

TEMAS:

Varios

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.