access_time 11:47
|
21 de septiembre de 2006
|
|
DESTINOS INTERNACIONALES

El nuevo paraíso africano

La isla de Chumbe es un lugar casi virgen digno de ser descubierto

    África esconde paraísos naturales todavía por explorar, como la isla de Chumbe. Esta reserva natural, situada en el canal de Zanzíbar (Tanzania), al este de África, contiene uno de los arrecifes de coral más impresionantes del mundo. La isla de Chumbe es uno de los pocos lugares que conserva intacto el exotismo de la costa africana.

    No muchos consiguen encontrarla en el mapa, y no es de extrañar, porque el descubrimiento de esta joya de la naturaleza es relativamente reciente. Hace poco más de una década que la isla de Chumbe se convirtió en la primera reserva marina de Tanzania gracias a su biodiversidad. Ahora, este pedazo de tierra rodeado por aguas color turquesa intenso es el último capricho de los viajeros. Arrecifes de coral, peces de colores y bosques de fósiles son algunas de las maravillas de la zona.

UN MAR DE ARRECIFES Y CORALES. El mar que envuelve la isla de Chumbe no es demasiado profundo. Basta un sencillo equipo de snorkel para contemplar la belleza que esconde esta zona de la costa africana. A partir de un metro de profundidad, se pueden encontrar las especies de corales más abundantes de toda la costa este de África. En este mar de colores crecen los peces más exóticos. Muy cerca de las orillas de la isla de Chumbe también pueden verse langostas y tortugas, y más al fondo, y con algo de suerte, algunos de los delfines que ocasionalmente se acercan hasta esta reserva africana para alimentarse. Una de las especies típicas de este ecosistema es un bacalao de un metro de largo.

EXPLORANDO LA SUPERFICIE. Hay otra posibilidad de conocer la diversidad de las especies marinas de la isla de Chumbe sin tocar el agua. Cuando la marea está baja, la playa se llena de cangrejos, estrellas de mar y mariscos. Para explorar esta zona, conocida como intermarea, hay un sendero que recorre la costa y llega hasta las cuevas y pequeñas piscinas de olas por donde surgen todas estas criaturas acuáticas.

    En la tierra firme no se agota la belleza natural de Chumbe. De hecho, 90 por ciento de la superficie de la isla está cubierta por un bosque muy particular en el que los árboles se entremezclan con restos fósiles de corales y de almejas de 15.000 años de antigüedad. Estas reliquias naturales hacen que en algunos tramos del bosque de la impresión estar paseando por la superficie de la luna, lo que convierte a la isla de Chumbe en un lugar único.

TEMAS:

Show

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.