Abdala II afirmó, tras conversar con Olmert, que estaba dispuesto a mediar entre los palestinos para que puedan “superar sus divergencias”. Esta visita se produce horas después de que un comunicado de Abdalá II anunciara la intención del monarca de reunirse en breve con dirigentes israelíes para reactivar el proceso de paz. El comunicado, emitido ayer, no explicaba si el Rey planeaba recibir o visitar a sus interlocutores israelíes. Según una nota del Palacio Real, el monarca hachemí llamó por teléfono con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbas (Abu Mazen), para informarle de sus conversaciones con Olmert. “El rey expresó que Jordania está dispuesta a hacer todo lo posible para ayudar a los palestinos a superar sus diferencias”, dijo un portavoz oficial.