El percance del mandatario boliviano se produjo a media tarde en la localidad rural de Independencia, en los valles centrales del departamento de Cochabamba, hasta donde había viajado para inaugurar una emisora de radio comunitaria. Según el comunicado oficial, Morales sufrió un encontronazo lo que le ocasionó la lesión, y por ello debió ser trasladado inmediatamente a la ciudad de Cochabamba. En una clínica privada, el jefe de Estado boliviano fue operado y los médicos le ordenaron reposo por dos días. El gobernante, quien es deportista, jugaba en el equipo de la presidencia boliviana ante el cuadro Guerrilleros de la Independencia de esa población.