Según explicó Choquehuanca en una rueda de prensa en Brasilia, el presidente boliviano, Evo Morales, enviará una carta, en las próximas horas, a sus homólogos de la CAN y del Mercosur explicando los pasos que su gobierno dará en ese sentido. Actualmente, Bolivia es miembro asociado del Mercosur, al igual que los otros integrantes de la CAN (Ecuador, Perú y Colombia) y Chile, que no pertenece a ningún bloque.

      El canciller de Brasil, Celso Amorim, dijo en la misma rueda de prensa que, en su opinión,“no habrá problemas” para que Bolivia se incorpore al Mercosur sin abandonar la CAN, incluso porque el bloque andino “ha dejado de ser una unión aduanera”, tras la decisión de Colombia y Perú de firmar acuerdos de libre comercio con EEUU. “Desde nuestro punto de vista, no habrá inconvenientes”, declaró Amorim, quien sólo aclaró que deberán establecerse ciertos plazos para la adecuación de Bolivia a las normas del Mercosur, como se ha hecho con Venezuela, que está en proceso de adhesión tras haber salido de la CAN.

      Amorim consideró que el ingreso de Bolivia al bloque fundado por Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay será incluso facilitado por el hecho de que ya existe un tratado de libre comercio entre la CAN y Mercosur. Según Choquehuanca, la intención de Bolivia es que su ingreso al Mercosur sea anunciado en la próxima cumbre del bloque, que será celebrada en Río de Janeiro en enero