access_time 21:01
|
26 de febrero de 2007
|
|
RIVER PLATE - RACING CLUB

El Millo, en el nombre del padre

Muy contundente y bajo un calor agobiante, el equipo dirigido por Daniel Passarella derrotó a la Academia y se afianza en la punta de las posiciones del certamen.

   BUENOS AIRES (TÉLAM). River Plate volvió a sumar de a tres puntos, esta vez al ganarle 4 a 2 a Racing Club, y sigue al tope de las posiciones, con puntaje ideal y con Arsenal como único acompañante. En el encuentro, disputado ayer a la tarde en el estadio de Vélez Sarsfield bajo un agobiante calor, el conjunto de Daniel Passarella sacó el manual de la practicidad para sumar otra victoria y amortiguar los efectos del cansancio por su difícil triunfo de entresemana ante Colo Colo, en Chile. Por eso, River salió a presionar a su rival con el objetivo de definir el partido lo antes posible.

    Esta estrategia le dio buenos resultados, porque a los dos minutos ya estaba en ventaja merced a un anticipo ofensivo de Radamel Falcao García. Sobre el epílogo de la etapa, el ex Gimnasia de Jujuy Franco Sosa ganó de arriba en el área rival y empató el partido. En el complemento, nuevamente a los dos minutos, Falcao García puso en ventaja a su equipo en otro anticipo de un centro bajo.

   El ingreso del Chapa Zapata fue vital para que River, que había ganado por el sector derecho de su ataque en el primer tiempo aprovechando la endeblez del paraguayo Celso Esquivel, volcara el juego por el otro andarivel en el segundo con la misma eficacia. Y desde esa zona llegó la tercera conquista, cuando un centro débil de Ernesto Farías cruzó toda el área ante la pasividad de los defensores y Diego Galván tocó al gol. Pero Racing iba a tener cinco minutos como para igualar las acciones, ya que, apenas 60 segundos después de esa conquista, el diminuto Maximiliano Moralez descontó con un remate de larga distancia que sorprendió a Carrizo.

   Cinco minutos más tarde, Claudio López quedó mano a mano con el arquero saliendo pero, cuando le lanzó la pelota de emboquillada en lo que era una anotación casi segura, el guardavallas reaccionó con una gran reacción de piernas y rechazó lanzándose hacia atrás. Allí se esfumó la gran chance de empatar para los de Avellaneda, porque el Millo lo liquidó con un tiro libre de Zapata cuando quedaban cinco minutos. Así, un River muy contundente y práctico ratificó su paternidad ante Racing y sigue en la cima.

TEMAS:

Deportes

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.