access_time 10:50
|
17 de junio de 2017
|
Aysén

El mendocino que colaborará en el rescate de los mineros chilenos

<p>Guillermo Arana es rescatista en miner&iacute;a subterr&aacute;nea y bombero voluntario de Luj&aacute;n. En 2010, ayud&oacute; en el rescate de cad&aacute;veres tras el terremoto y tsunami en ese pa&iacute;s.&nbsp;</p>

Guillermo Arana es rescatista en minería subterránea y bombero voluntario de Luján. Éste mendocino fue convocado por el Gobierno de Chile para ayudar de manera urgente en el rescate de los dos mineros que están atrapados en Aysén.

Las fuertes nevadas que han afectado en las últimas horas a esa región, en la zona austral de Chile, han generado complicaciones en los trabajos de rescate de Enrique Ojeda (34) y Jorge Sánchez (25), que hace más de una semana quedaron atrapados tras inundarse parte de la mina Cerro Bayo, yacimiento de oro en el que trabajaban.

Según la agencia de noticias EFE, la situación provocó una respuesta por parte de la ministra chilena de Minería, Aurora Williams, quien defendió los esfuerzos del Gobierno "la idea es mantener una línea de trabajo permanente y eso es lo que estamos haciendo", señaló.

Justamente, desde este ministerio convocaron a Arana, quien fue recomendado por Aaron Nevills, un canadiense que es instructor de rescatistas. “Este mismo sábado viajo en avión hasta esa zona y en cuanto llegue comienzo a trabajar de forma inmediata. La situación es muy crítica pero no se pierden las esperanza de encontrar a los mineros con vida”, dijo el bombero voluntario mendocino, quien tiene una amplia experiencia en estas labores.

El hombre es enfermero y, además de ayudar en esta provincia, colaboró con la recuperación de 360 cadáveres en Chile luego del terremoto de 2010. Además, ha realizado capacitaciones en varios países para especializarse en rescate.

Guillermo Arana, este sábado, en el aeropuerto de El Plumerillo antes de partir a Chile.

 

 

 


La presidenta chilena Michelle Bachelet ya había expresado su solidaridad con las familias y compañeros de los trabajadores, además de comprometer los mayores esfuerzos de su gobierno en las tareas de rescate.

Los mineros trabajaban en una galería a unos 1.300 metros de la entrada de la mina Delia 2 y a unos 250 metros de profundidad en línea recta cuando el viernes 9 el lugar se inundó al colapsar un muro. Según los antecedentes entregados se presume que alcanzaron a resguardarse en un refugio equipado con elementos de supervivencia para dos semanas, asegura EFE.

 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.