access_time 08:14
|
22 de mayo de 2015
|
|
En Las Heras

El Mecha, reconocido por el crimen de Jorge Montilla

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/661/714/000661714-montilla.jpg

<p>Hugo Eduardo Arredondo (25) cay&oacute; preso por el homicidio del&nbsp;comerciante Montilla, ocurrido en marzo de&nbsp;este a&ntilde;o.</p>

Jorge Daniel Montilla, un comerciante de 51 años y ex miembro de la Fuerza Aérea, fue asesinado de cuatro disparos la noche del martes 10 de marzo de este año en el barrio Los Tamarindos II de Las Heras. En las últimas horas, uno de los sospechosos de cometer ese hecho, identificado como Hugo Eduardo Arredondo (25), conocido como el Mecha, fue detenido y puesto a disposición del fiscal especial Daniel Carniello. 

Ayer lo reconocieron en rueda de personas como el autor de los disparos del trabajador. Para llegar hasta él, los pesquisas debieron comparar los restos de plomo que quedaron en el cuerpo de la víctima y relacionarlo con otros hechos perpetrados este año, cuando el posible autor utilizó un arma calibre 25.

Luego de analizar sus características físicas e investigar diferentes robos y tiroteos en Guaymallén y Las Heras, dieron con el posible homicida en el asentamiento La Esperanza de El Algarrobal, Las Heras. 

Pero, el Mecha no sólo está sindicado por el crimen del comerciante que acribillaron al intentar robarle la camioneta Toyota Hilux frente a su familia hace más de dos meses: luego de que Policía Científica realizara los cotejos balísticos de los plomos con otros hechos, los detectives confirmaron que el arma utilizada, si bien no ha sido hallada, es la misma con la que mataron de un tiro en la cabeza a Eduardo Jesús Tapia (31), cuyos restos fueron hallados el martes 12 de este mes en el barrio Victoria de El Algarrobal. Creen que el Mecha Arredondo fue el autor de este último hecho, porque eran concuñados y existió un problema entre ellos en el que no faltaron las amenazas de muerte.

Hugo Arredondo es conocido por los policías, porque está sindicado en varios hechos contra las personas. Uno de ellos –aún falta que entreguen algunos informes– lo involucraría con el robo de otra Toyota Hilux a principios de marzo, es decir, antes del homicidio de Montilla.

Aquel día, baleó en la pierna al conductor de la pickup mientras estaba en calle Tirasso de Guaymallén. “Tiene el plomo en la pierna”, explicaron. A pesar de estar mencionado en varios ilícitos, inclusive en dos tiroteos del barrio Victoria de El Algarrobal, el Mecha sólo tiene un ingreso al penal y es por averiguación de antecedentes, contaron fuentes policiales a El Sol.

Para relacionarlo con el crimen de Daniel Montilla, los pesquisas tuvieron en cuenta los hechos donde estaba involucrada el arma calibre 25. Con ese dato, más los rasgos físicos del posible autor, a quien describieron como “un tipo grandote”, dieron con Arredondo.

Los policias de la Fiscalía Especial lo atraparon en las últimas horas mientras dormía en su casa del asentamiento La Esperanza, ubicado al oeste del barrio Jorge Newbery de El Algarrobal. Le confiscaron varios teléfonos celulares.

Una vez que lo trasladaron a Contraventores, el fiscal Carniello ordenó una rueda de reconocimiento. El resultado fue ayer positivo.

Dos testigos que estuvieron en el momento que mataron al comerciante Montilla lo reconocieron y así el Mecha fue imputado por homicidio criminis causa –matar para ocultar otro hecho– en concurso real por robo agravado en grado de tentativa (no se llevó el rodado). Si bien será trasladado al penal, explicaron que aún deben realizar otras ruedas de personas por los atracos mencionados anteriormente.

A BALAZOS. El martes 10 de marzo, minutos después de las 22, Jorge Daniel Montilla salió de su despensa junto a su esposa para ir a la casa de su prima hermana, ubicada en el barrio Tamarindos II.

El ex militar fue abordado por un par de individuos que llegaron en un Fiat Siena rojo.

A la víctima la amenazaron para que entregara la camioneta pero se resistió, y a uno de los delincuentes se le cayó una pistola calibre 22. Apareció el otro malviviente (sería el Mecha) y le disparó seis veces y a menos de un metro de distancia.

Cuatro proyectiles dieron en el cuerpo del comerciante, quien fue derivado al Hospital Ramón Carrillo pero murió minutos después.Los testigos fueron clave para dar con uno de los autores. 

Nene Castillo, un joven peligroso 

Cuando detuvieron a Eduardo Hugo Arredondo por el homicidio de Jorge Montilla, también apresaron a Nelson Castillo, conocido como el Nene. Este joven, mayor de edad, era buscado por diferentes robos agravados por el uso de arma de fuego perpetrados en Las Heras. El muchacho es conocido al igual que su familia por su peligrosidad. Es hermano de Marcelo el Gringo Castillo (21), quien en abril de este año fue condenado a prisión perpetua por el crimen del empresario ladrillero Benito Yucra Calisaya (58). En ese hecho, ocurrido el 1 de diciembre del 2012 en calle General Paz de El Algarrobal, el Gringo, junto a otros malvivientes, le disparó a la víctima para robarle una Toyota Hilux. Castillo fue a debate acusado por homicidio criminis causa –matar para lograr la impunidad de otro hecho– y robo en grado de tentativa. 

También está implicado en el homicidio de El Algarrobal

Los investigadores se sorprendieron cuando comenzaron a relacionar a Hugo Eduardo Arredondo con otros hechos. Si bien no encontraron el arma que utilizó para matar a Jorge Daniel Montilla, obtuvieron buenos resultados con el cotejo de la bala que extrajeron del cuerpo del comerciante. Los restos de los proyectiles coincidieron con el plomo que hallaron entre la masa encefálica del cráneo de un hombre que encontraron el martes 12 de este mes en el barrio Victoria de El Algarrobal, Las Heras.

Si bien aún faltan los resultados finales de ADN, los pesquisas están seguros de que los restos pertenecen a Eduardo Jesús Tapia (31), oriundo del barrio Jorge Newbery, porque sus familiares reconocieron de las prendas de vestir que estaban en la escena, tal como publicó El Sol en su edición del miércoles. 

Además de esta coincidencia, tanto Arredondo como Tapia son concuñados y se supo que no tenían una buena relación. Cuando el hombre de 31 años desapareció, su pareja radicó la denuncia en la Oficina Fiscal Nº14 de esa localidad.

El expediente señala que Tapia fue amenazado por el Mecha porque se quedó con un reproductor de DVD que no le pertenecía. “Le tenía terror”, señaló una fuente, quien también agregó que, en realidad, el problema “fue de polleras”. 

La sospecha de los sabuesos indica que Tapia habría mantenido una relación paralela con la pareja del Mecha y esto desencadenó su bronca. “Parece que cuando estuvo detenido (por Arredondo), Tapia estuvo saliendo con la novia”, explicó un vocero.

Es por esa razón que el mayor de ellos tenía miedo, porque el Mecha se enteró de esa relación y lo amenazó de muerte.

Una vez que confirmen que el cadáver es de Eduardo Tapia, además de otras medidas, Hugo Arredonde será imputado por el crimen. El caso, también es investigado por el fiscal especial Daniel Carniello.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.