access_time 15:19
|
2 de septiembre de 2006
|
|

EMPLEADOS DESPEDIDOS DURANTE LA DICTADURA

El lunes comienza el pago a los cesanteados

Son alrededor de 400 los beneficiarios que cobrarán en esta primera etapa. Deben esperar la notificación domiciliaria. Recibirán 5.000 pesos de los 30.000 correspondientes.

    Desde el lunes, el Gobierno comenzará a pagar 5.000 pesos a los cesanteados durante la última dictadura militar que ya hayan terminado el trámite administrativo. Son aproximadamente 1.000, de los 1.500 que aspiran a recibir el subsidio de 30.000 pesos que establece la ley para los cesanteados en el Estado en ese período. El ministro de Gobierno, Sergio Marinelli, consideró que se trata de “un paso muy importante” y pidió a los beneficiarios que esperen la notificación en el domicilio para ir a cobrar, por razones de seguridad.

    Según explicó Marinelli, como la cantidad de aspirantes superó las previsiones –llega a 1.500 personas–, se decidió dividir el dinero asignado por ley entre los cesanteados que ya están en condiciones y darles, en una primera entrega, 5.000 pesos a cada uno. En tanto, el asesor de la Gobernación Juan Montilla aclaró que en esta primera etapa cobrarán 400 de los 1.000 beneficiarios que ya están en condiciones de hacerlo.

    Los expedientes de los restantes 500 aspirantes a recibir la indemnización y que aún no han sido habilitados siguen en estudio, y el plazo para resolverlos es de 60 días hábiles, informaron desde el Gobierno. Se trata, en su mayoría, de personas que no fueron echadas en los papeles, es decir, debieron dejar el trabajo en el Estado por presiones y por lo tanto, para demostrar esa situación deben aportar otro tipo de pruebas, como pueden ser la de testigos.

RESARCIMIENTO. La iniciativa fue convertida en ley luego de que el Ejecutivo enviara un proyecto a la Legislatura. Este contemplaba que “los ex agentes de la administración provincial o sus entes descentralizados que hubieran sido dados de baja por razones políticas o gremiales, durante la dictadura militar, por aplicación de los decretosleyes 93/76 y 177/76, sin sumario legal previo y/o obligados a renunciar, podrán acogerse a un subsidio por única vez de 30.000 pesos”.

    Entre los requisitos que debían cumplir los beneficiarios, se destacan haber sido dado de baja por aplicación de la legislación citada entre el 24 de marzo de 1976 y el 10 de diciembre de 1983, que se haya producido sin sumario legal previo y que no hayan recibido indemnización a través de reclamos judiciales. En caso de fallecimiento de los ex agentes, el beneficio podía ser solicitado por el o la cónyuge que acredite una cohabitación no menor a 10 años y en subsidio por sus hijos únicamente. Pese a algunas irregularidades registradas durante los primeros días, cuando se entregaron los turnos para realizar el expediente, la situación se normalizó y los 1.5000 cesanteados pudieron registrarse.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.