access_time 19:00
|
4 de agosto de 2020
|
|
Tendencia

El lado B del Home Office: la experiencia de las empresas mendocinas

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1596466661366venta-electr%C3%B3nica.jpg

El teletrabajo se convirtió en ley y la modalidad ya se aplica en el mercado local con resultados positivos. Para algunos empresarios, la tendencia llegó para quedarse.

La modalidad del teletrabajo ya se convirtió en ley y, al parecer, llegó para quedarse en la provincia. Al menos así lo adelanta un estudio realizado por una consultora local en la que se analizó el lado B de la tendencia.

A partir de eso, la consultora Persé, especializada en Desarrollo Organizacional y Gestión de Personas, tomó como referencia 253 empresas mendocinas y su desempeño durante junio y julio.

“La propuesta tenía como objetivo medir las nuevas tendencias de salida de la pandemia, los desafíos que se presentan, y las oportunidades que pueden venir aparejadas para las Pymes de Mendoza”, contó Ernesto Ferioli, director comercial de la entidad.

Los rubros empresariales encuestados fueron muy heterogéneos, según manifestó el directivo, y con un participación mayor de empresas agroindustriales, servicios, venta de bienes de consumo, hotelería, gastronomía y construcción.

Teletrabajo, una modalidad instalada

La modalidad Home Office, o trabajo desde casa, ha sido la normalidad obligada desde la declaración de la pandemia.

Entre los datos que se desprenden del estudio, existe una marcada incertidumbre en el empresariado mendocino sobre la posibilidad de sostener esta modalidad una vez finalizada la pandemia. Según lo que respondieron en el estudio, el 26.1% lo implementará, el 39.1% aún no lo ha definido y hay un 34.8%  que afirma que no lo sostendrá.

Respecto al rendimiento de esta modalidad de trabajo, sólo el 23.9% del empresariado encuestado no ha notado diferencias de productividad entre la modalidad de trabajo presencial y home office, casi un 50% afirma que sí, un 19.6 aún no toma una posición definida al respecto y está analizando resultados internos.

Esta crisis también hizo que los empresarios se replantearan estrategias a seguir respecto a sus empresas o negocios. Ante esto, un 43% de los empresarios afirmaron la necesidad de reinventarse e incluso diversificar hacia otros rubros y el 57% continuará como está.

E-Commerce versus venta presencial

Las limitaciones que generó la cuarentena obligatoria hizo que muchas de las empresas pasarán de la modalidad tradicional al E-Commerce. “Un 60% de las empresas encuestadas afirmó haber implementado un formato de comercialización electrónica, el 30% manifestó estar en proceso de hacerlo, en tanto, el 10% restante no tiene interés ya que el rubro no aplica para su implementación”, aseguraron desde Persé.

Un dato no menor es que casi el 80% de las empresas que tienen implementado un canal de venta electrónico, consideran mantenerlo en la nueva realidad postpandemia, de manera adicional a los canales de venta que disponían previamente.

Otro aspecto consultado a las empresas está relacionado con la entrega mediante delivery: el 13% de las empresas afirmó que ya lo había implementado al momento de responder la encuesta y un 35% considera hacerlo en los próximos meses.  Sin embargo, la mitad de los encuestados no lo considera como alternativa válida a futuro.

La pérdida de empleo, latente

Ante el panorama, los empleados también tuvieron voz y voto en el estudio realizado. A ellos se les consultó sobre lo que piensan respecto a la posibilidad de perder el empleo. El 40% teme perder su trabajo, e incluso, un 32% ya lo ha perdido debido a la pandemia. Solo un 15% afirma que se encuentra en un proceso de selección y otro 16% comenta que en su empresa hay más trabajo que antes de la pandemia.

Voces a favor y en contra

Frente al trabajo realizado, desde la Federación Económica Mendoza (FEM) refirieron que evidentemente el Teletrabajo y el E-Commerce son modalidades diferentes entre sí, pero que llegaron para quedarse.

“La mayoría de las empresas de servicio pasaron a esas modalidades. Si bien no tenemos estadísticas certeras, sí puedo decir que un 80% del sector Servicios pasó a la modalidad del teletrabajo con resultados muy óptimos”, aseguró el ingeniero  Rodolfo Giro, vicepresidente de la FEM y director del Polo TIC.

“Soy un convencido de que esta metodología perdurará después de la pandemia. Es conveniente tanto para los empleados como para los empleadores. Sin embargo, algunos apectos dispuestos en la ley pueden complicar su implementación y no todas las pymes estén en condiciones de continuar luego de la pandemia”, prosiguió.

Uno de los debates empresariales que ha dejado la cuarentena en las empresas es si el empleado resulta más productivo trabajando en casa que en forma presencial en la oficina. “Depende mucho del trabajador, pero sí se ha demostrado con la pandemia que el trabajo se puede realizar en forma remota; cuestiones que antes no se hacían y hoy sí y eso muestra un avance importante”, sostuvo Giro.

Finalmente manifestó: “En el fututo postpandemia seguro existirá un mix en el que habrá espacio para el teletrabajo y también para la presencialidad. En tanto, hoy el empresario que generó el E-Commerce no creo que vuelva atrás, sino que esta tendencia vino para quedarse”.

Distinto es el panorama que plantea Adrián Alín, titular de la Cámara Empresaria de Comercio, Industria, Turismo y Servicios (Cecitys) quien asegura que, como alternativa para salir de la crisis, el E-Commerce sirvió como paliativo, pero no fue más que eso.

“Las ventas electrónicas no movieron la aguja a los comercios del centro. De acuerdo con lo reportado por los mismos comerciante las ventas registradas mediante esta metodología no superó el 15% y ese número se replica hasta la actualidad”, dijo Alín.

El empresario aseguró que muchos comerciantes, una vez que se habilitó la actividad comercial dentro de la cuarentena, decidieron dejar de lado la metodología ya que no hay nada que reemplace a la venta presencial.

“Aún hay locales que reciben quejas porque sus productos no llegaron en tiempo y forma para el Día del Padre. Esas cuestiones no pueden pasar y, de hecho, cuando se compra en forma presencia, no ocurre”, sentenció.

Otros que no notaron muchos cambios con la tendencia fueron los gastronómicos. "Es cierto que permitió que se reactivara la actividad, pero nadie puede comparar lo que se vendía antes de esta situación. Hoy el sector está atravesando una crisis profunda que llevará varios años para reponerse, independientemente si es mediante una u otra modalidad de venta", aseguró Fernando Barbera de las Asociación Empresaria, Hotelero, Gastronómica y Afines de Mendoza (AEHGA).

Por su parte, Mauricio Badaloni, titular de la Unión Industrial de Mendoza (UIM) aseguró que la tendencia se viene imponiendo y las empresas se están adaptando a la modalidad.

"Entendemos que no se puede comparar con la actividad presencial porque hay una merma en las actividades industriales y comerciales, pero hoy es la única forma que existe para trabajar y se va a imponer en el día a día", dijo.

"Es una herramienta de trabajo muy útil y vemos con preocupación la ley de Teletrabajo porque está orientada para la industria del juicio y para generar incertidumbre entre el empleado y el empleador. Todos sabemos que las actividades que están desarrollando el teletrabajo lo que más necesitan es mayor dinámica", expresó el presidente de la UIM.  

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.