access_time 19:48
|
15 de mayo de 2019
|
|

Tribunales

Sin acuerdo del jurado, el juez absolvió a la acusada de matar al marido

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1557960527009Captura%20de%20pantalla%202019-05-15%20a%20la(s)%2019.48.37.jpg
El instante en el que Cortez escuchó el fallo del juez.

El grupo compuesto por 12 ciudadanos tenía posturas antagónicas y no hubo unanimidad en el veredicto. Debido a eso, el fiscal de Fernando Guzzo tuvo la palabra final y decidió no realizar un nuevo juicio. De ese modo, Claudia Cortez recupera la libertad de manera inmediata.

Claudia Jaquelina Cortez (49), la mujer acusada de matar a su marido Carlos Ernesto Pelayes (48) el año pasado en Godoy Cruz, fue absuelta la tarde de este miércoles luego de que el jurado no llegó a un acuerdo. Debido a que no hubo unanimidad en el veredicto, la decisión quedó a cargo del Ministerio Público.

De esta forma, el fiscal en jefe de Homicidios, Fernando Guzzo, optó por no continuar con la acción para que se realice un nuevo debate. Frente a esa situación la ley establece la absolución de la imputada, por lo que el juez Aníbal Crivelli así lo decidió y ordenó la inmediata libertad Cortez.

“Las posturas del jurado son antagónicas y no se podrá llegar a la unanimidad”, fue el mensaje que le transmitió al juez técnico Aníbal Crivelli la presidenta del grupo de 12 ciudadanos –6 mujeres y 6 varones– que juzgaron a la acusada en el tercer debate de este tipo que se realiza en la provincia. Cuando se inició el debate, Cortez estaba imputada por homicidio agravado por el vínculo, delito que arriesga la pena máxima.

Pero hacia el final del proceso, tras constatar que la mujer sufría una violencia de género, durante los alegatos la Fiscalía agregó las circunstancias extraordinarias de atenuación a la calificación, lo que disminuía la posible pena a una de entre 8 a 25 años.

Por su parte, la defensa mantuvo su postura inicial cuando fue su turno de argumentar el caso: que la mujer había actuado en legítima defensa y debía recuperar la libertad.

Así las cosas, el jurado se retiró para deliberar y la decisión se hizo esperar a lo largo de más de siete horas. Sin embargo, nunca logró llegar a un acuerdo. Parte de los integrantes se inclinaba por la decisión de hallarla culpable, mientras que otro porcentaje opinaba que había matado para defenderse de las constantes agresiones de su marido y no debería terminar con años de encierro en su contra.

El juez Crivelli explicó ante los presentes que la decisión final quedaba a cargo del persecutor, es decir, del fiscal de la causa. A partir de allí, Guzzo tomó la palabra y explicó que el jurado había expresado que una nueva presentación de las pruebas no iba a cambiar sus respectivas posturas, por lo que desistía de celebrar un nuevo debate, tal como lo habilitaba la ley.

Frente a la negativa de reanudar el proceso por parte del representante del Ministerio Público, el juez procedió a dictar la absolución de Cortez y ordenar que recupere de manera inmediata la libertad.

El hecho

La muerte de Pelayes se registró la madrugada del 28 de junio de 2018, cuando un llamado ingresó a la línea de emergencias 911 para alertar sobre un hombre que había sufrido un infarto en su casa de calle Méjico al 2233.

Efectivos y personal médico se dirigieron hasta el lugar, pero cuando levantaron el cuerpo comenzó a salir sangre de una herida cortopunzante que tenía en la zona de la clavícula.

A partir de allí se comenzó a investigar un crimen y a las pocas horas quedó detenida la mujer del fallecido, quien había estado junto a él cuando se “descompensó”.

Según la reconstrucción, la mujer fue atacada por el hombre, que estaba bajo el efecto del alcohol y estupefacientes, y esta tomó un pequeño cuchillo que este utilizaba para picar la cocaína.

Al parecer, Pelayes se abalanzó sobre su pareja y esta le propinó el puntazo letal.

Mas Noticias:

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.