access_time 14:09
|
19 de julio de 2007
|
|
UN EFECTIVO LE ROMPIÓ LA MANDÍBULA DE UNA TROMPADA

El joven agredido por un policía acudirá a la Justicia

Héctor Olmedo recuperó la libertad el martes a la noche y su madre anunció que presentará una denuncia. Hay dos uniformados implicados

             Héctor Olmedo, el joven de veinte años que se encontraba detenido por tentativa de robo de un vehículo, recuperó la libertad el martes a la noche y, pese a que aún permanece internado en el Hospital Central con la mandíbula fracturada, ya no se encuentra esposado en la sala ni con custodia policial. Asimismo, sus familiares indicaron que ni bien termine la feria judicial (el 23 de este mes) iniciarán acciones legales contra el agresor, un policía del área de Investigaciones cuya identidad no trascendió. En tanto, fuentes judiciales indicaron que el escándalo también involucraría a otro efectivo de sexo femenino, quien estuvo en el Parque Central la noche de la agresión y evitó que la madre de Olmedo intercediera para que su hijo no fuera golpeado y detenido.


EN LIBERTAD.


         Dado que Olmedo no tenía antecedentes, la unidad fiscal de Capital dispuso a última hora del martes la libertad del joven, aunque quedó imputado por el delito de tentativa de hurto. Por tal motivo, el efectivo que se encontraba custodiándolo desde el lunes a la noche, cuando fue detenido, abandonó su guardia permanente en la puerta de la habitación, previo quitarle las esposas.


         La madre de Olmedo, Elena Malossi, indicó a El Sol que desde el el Centro Oncológico Integral Regional (COIR) –donde trabaja su hijo– se contactaron con un abogado particular para que iniciara acciones judiciales contra el o los efectivos que estuvieron implicados en la golpiza. “Si bien el agresor se identificó como policía, nunca nos dio su nombre ni mostró su placa. Pero si mi hijo o yo lo vemos, lo reconocemos”, sostuvo la mujer. Por tal motivo, dio por seguro que, ni bien se reanude la actividad judicial, el abogado iniciará una causa contra los efectivos, que serían dos.


         Es que, además del atacante, también habría tenido participación una mujer policía, compañera de este, quien habría señalado a Olmedo como quien intentó abrir el vehículo y quien habría detenido a la madre de Olmedo cuando esta quiso evitar que se llevasen a su hijo. Desde la unidad fiscal están esperando la presentación de dos testigos clave –quienes habrían visto todo el episodio del intento de hurto y la posterior golpiza–, fundamentales para determinar si existió abuso policial y si fue Olmedo quien quiso robar en el auto.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.