access_time 21:05
|
6 de marzo de 2014
|
riña en una popular barriada

El jefe departamental de Las Heras evitó que un sujeto matara a otro con una tumbera

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/409/198/000409198-2014031img_5253_3660268.jpg

Ocurrió esta tarde en el barrio 26 de Enero de Las Heras, durante una serie de procedimientos. Camilo Uvilla, quien supo ser jefe de la custodia del ex gobernador Julio Cobos, redujo a los malvivientes y evitó la tragedia.

El barrio 26 de Enero de Las Heras se llenó de policías esta tarde por el caso del joven que apareció asesinado en el interior de una caja. Decenas de efectivos de la Comisaría 16ª y de Investigaciones rodearon el barrio en busca de pruebas para intentar dar con el autor de ese hecho. Esto no fue impedimento para que dos sujetos comenzaran una violenta riña cuerpo a cuerpo frente a la manzana 21 de la popular barriada. Lo llamativo de la situación, fue que uno de los protagonistas de la pelea tenía un arma tumbera cargada en su manos y estaba listo para accionarla.

El hecho fue detectado por el jefe departamental de Las Heras, comisario Carlos Camilo Uvilla (41), quien se encontraba liderando los allanamientos por el homicidio ocurrido el miércoles, y fue el primero en intervenir en la lucha cuerpo a cuerpo. El uniformado, quien supo ser hace algunos años jefe de la custodia del ex gobernador Julio Cobos (se encargaba de todo lo que tenía que ver con la seguridad personal del mandatario), redujo a fuerza de brazos y convicción a uno de los jóvenes que se trenzaba en la lucha sobre el piso y a los pocos segundos llegaron más refuerzos.

Detectaron que uno de los agresores portaba un arma de fabricación casera cargada con un cartucho de escopeta. El arma, conocida como tumbera, estaba apta para el disparo y fue secuestrada rápidamente tras el arresto. Los presentes en la escena, señalaron que el comisario evitó un homicidio, ya que uno de los sujetos estaba dispuesto a disparar el arma fabricada con caños. "Es más, le pegaba con el arma con la tumbera", describió un testigo.

Tras el hecho, más de 20 efectivos fueron atacados a piedrazos por un grupo de vecinos y hubo disparos intimidatorios para disuadir a los curiosos. Ambos detenidos fueron llevados a la Oficina Fiscal Nº5.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.