access_time 15:04
|
6 de octubre de 2009
|
|
EN EL 2010

El Inmobiliario sorprenderá con fuertes aumentos a la clase alta

Para calcular el avalúo del año próximo se tomará el valor real de mercado de los terrenos.

En línea con el “sinceramiento” que impulsan desde el kirchnerismo y que llevó al fin de los subsidios que se aplicaban sobre las tarifas de servicios públicos, el presupuesto para el año próximo incluirá una recategorización de las bases catastrales, tendiente a blanquear el verdadero valor de los terrenos. Así, para el cálculo del valor base de avalúo que definirá el impuesto inmobiliario se utilizará el precio de mercado y no entre 30 y 60 por ciento del valor real como cotiza hoy.


     El fin de la subvaluación de los terrenos o propiedades que está en carpeta impactará en significativos aumentos del canon que deberán pagar los contribuyentes, en especial los que habitan zonas mejor cotizadas en el mercado inmobiliario. Para elaborar esta propuesta se ha llamado a corredores inmobiliarios, teniendo en cuenta que el Estado no tiene la capacidad suficiente como para recategorizar los valores de 460 mil parcelas mendocinas. Si bien en el Gobierno prefieren no hablar de aumento, dado el período recesivo que atraviesan cientos de familias mendocinas, la Dirección de Catastro está elaborando las planillas con tres escenarios diferentes de lo que será el nuevo proyecto de ley impositiva, para enviar previo al presupuesto, para su tratamiento legislativo. Juan Carlos Varela, a cargo de esa repartición, explicó que no se está evaluando elevar la alícuota, como se pensó en otros momentos, sino aplicarla al valor tierra y no a la categorización fiscal.


    Esto es lo que cualquier persona debería pagar sobre la base del precio de mercado de las propiedades. Para citar sólo un ejemplo, hay parcelas de Luján de Cuyo o Chacras de Coria que cotizan a 40 por ciento del valor real de esa tierra en el mercado. Esto es porque las bases catastrales son muy viejas y el año próximo sufrirán importantes aumentos. Si bien en el Gobierno no lo analizan de este modo, la reforma viene en respuesta a una polémica que se desató el año pasado, cuando la Comisión de Hacienda y Presupuesto de Diputados advirtió que se estaba realizando un ajuste en el Impuesto Inmobiliario pero no para todos los barrios cerrados. Mientras algunos countries, como El Escorial, en Godoy Cruz, o La Vacherie, en Lunlunta, pagarían cerca de 180 pesos por metro cuadrado de terreno, en Dalvian y Palmares se estaba valuando a 60 pesos por metro cuadrado.


HERMETISMO. Varela no quiso revelar mayores detalles del proyecto que se está elaborando, puesto que incluye una fuerte decisión en el plano político. Esto, en relación a que el país atraviesa una dura crisis económica, y no es momento para aplicar más aumentos sobre los bolsillos de los consumidores. Pero, como contracara, la recaudación no crece al ritmo esperado y se necesita una recuperación importante. “Lo más equitativo es que cada uno pague según el valor tierra”, asumió Varela, aunque no se animó a arriesgar los porcentajes de aumentos que sufrirá el canon.


EL PRESUPUESTO ANTERIOR. Durante la previa al Presupuesto 2008, el Gobierno apuntó las pesquisas para detectar construcciones clandestinas. Se trató de la primera vez que la Ley de Presupuesto era elaborada de manera integral por el jaquismo, porque el año anterior –en el 2007– estaba prácticamente terminada cuando Jaque llegó al poder y sólo hubo pequeñas correcciones para practicarle. En el proyecto de ley anterior, que rige el impuesto que se pagó este año, se sumaron las propiedades urbanas y rurales, que fueron detectadas mediante imágenes satelitales y las construcciones edilicias que no se habían informado a la Dirección Provincial de Catastro y que, por lo tanto, no estaban gravadas con el impuesto inmobiliario. Las previsiones oficiales del 2008 estimaban que nada menos que un millón de metros cuadrados construidos no estaban declarados. Se espera que ahora que las construcciones están en los registros, los valores sean reales. Algunas bases de datos que se utilizan para calcular los impuestos son de 1962. Entre otras cosas, en el relevamiento anterior, se detectaron importantes bodegas emplazadas en terrenos rurales que pagaban muy poco por el canon.


LAS OPCIONES. En unos días, Catastro elevará su propuestas al Ministerio de Hacienda y, sobre la base de una decisión eminentemente política, se elegirá una opción para incorporar al presupuesto 2010, que debe llegar antes de fin de mes a la Legislatura. Según prometieron en Catastro, este año los proyectos de ley de avalúo e impositiva llevarán anexadas cartografías y mapas, para que los legisladores las comprendan mejor.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.