access_time 19:05
|
22 de septiembre de 2006
|
|
LA PUJA EN LA UCR

El iglesismo quiere apurar la interna

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/180/182/000180182-20111120060922_02_1258063.jpg

Propusieron que el comicio para elegir los candidatos del 2007 se haga en diciembre. Por su lado, el Gobierno insistió en que este año hay que dedicarlo a la gestión. La intervención, en veremos.

    El vértigo electoral ya se instaló en la UCR mendocina. Y de esto dio prueba el sector de Roberto Iglesias, que ayer propuso adelantar a diciembre la interna para definir las candidaturas de los comicios del 2007. El iglesismo lo sugirió el martes, en la ríspida reunión del Comité provincial del radicalismo. Pero fue el propio presidente del Comité, Armando Camerucci, el que formalizó la idea: “Nos gustaría que las internas fueran antes de fin de año, porque es inviable llegar a la mitad del 2007 con esta división”, expresó ayer el senador provincial.

    Los cobistas lograron imponer por mayoría, en la referida sesión del comité, su rechazo a las disposiciones de la Convención de Rosario, controlada por Iglesias y sus aliados, y pidieron internas abiertas para el 15 de abril del 2007. No obstante, los dirigentes del gobernador no se opusieron complemente a la idea de adelantar estas elecciones. Así lo admitió ayer el vicepresidente del comité, Andrés Marín: “Quedó abierta la posibilidad de adelantar el proceso interno”, admitió el presidente de la Cámara de Diputados.

    El que sí se negó a esta propuesta fue el vicegobernador, Juan Carlos Jaliff: “Este año nos tenemos que dedicar a gestionar y hay que dejar el tema electoral para el 2007”, afirmó. El gobernador Cobos ha dicho que no quiere adelantar la interna. Pero salvo que algún punto del reglamento partidario lo impida, lo cierto es que su sector está haciendo todo para que el candidato propio esté para diciembre. La grilla de postulantes cobistas incluye a los intendentes Juan Manuel García, César Biffi y Ricardo Mansur, y el diputado nacional Alfredo Cornejo. En tanto, en el iglesismo, la carta sería el propio ex gobernador.

INTERVENCIÓN. Camerucci habló ayer a la mañana con Iglesias y confirmó que la intervención del radicalismo local es por ahora sólo una posibilidad, que, de concretarse, demorará varios días. El jefe del Comité provincia dijo que esto sería así debido a que la resolución de la Convención de Rosario debe ser sometida a votación en todas las provincias, antes de decidir la sanción contra los distritos rebeldes.

    Este proceso no duraría menos de 20 días. De todos modos, los iglesistas insistieron ayer en que están dadas todas las condiciones para que un interventor federal toma las riendas de la UCR de Mendoza. “Incluso la Ley de Partidos Políticos nacional dice que cometieron sedición”, afirmó Camerucci. Desde la otro bando, el vicegobernador respondió con un dramático llamado a la unidad (ver aparte).

ESCENARIOS. Lo cierto es que ayer, en el radicalismo, los dirigentes de uno y otro lado especulaban con los distintos escenarios futuros. Los iglesistas salieron a defender el adelantamiento de la interna, algo que podría decidir el Congreso radical (fue convocado para el 5 noviembre) o el eventual interventor nacional, si es que Iglesias vuelca el aparato del partido en esa dirección. Sin vueltas, el iglesismo dijo que el Gobierno no aguanta hasta el año que viene si no se adelanta la interna. “Los ministros del Poder Ejecutivo están dedicados a recolectar congresales. Además, esto es una trituradora de dirigentes. Están usando una violencia inusitada y esto puede repercutir en la gestión”, argumentó Camerucci. Sin embargo, algunos cobistas no creyeron en la sinceridad de este llamado. “Apuestan a la intervención federal, pero no lo dicen porque no quieren quedar como los malos de la película”, afirmó un hombre del sector.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.