access_time 00:43
|
12 de agosto de 2019
|

El huracán Macri se llevó puesto a todo y a todos

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1540829171302cornejo%20vidal.jpg

No se salvó nadie en Cambiemos: la mala imagen del presidente dejó muy mal herida a Vidal, complicó a Cornejo y salpicó a Rodríguez Larreta.

Lo supo Alfredo Cornejo cuando la economía comenzó a colapsar a mediados de 2018 y alcanzó a reaccionar a medias, logrando al menos desdoblar las elecciones en Mendoza para intentar retener la gobernación para la UCR. Lo mismo hizo Gerardo Morales en Jujuy y también lo vio venir muy claro María Eugenia Vidal a comienzos de este año, cuando intentó seguir el mismo camino de sus pares radicales pero el macrismo duro (Marcos Peña y Durán Barba) no la dejó. Lo supuso Horacio Rodríguez Larreta, aunque su espalda en la Ciudad de Buenos Aires le alcanzaba para soportar el impacto.

La mala gestión e imagen de Mauricio Macri arrasó con todo Cambiemos. Ni siquiera la presunta reactivación económica que intentó instalar la Casa Rosada en las últimas semanas alcanzó para detener la dura caída del presidente en las PASO. Fue una paliza electoral que dejó a Alberto Fernández muy cerca de un triunfo en la primera vuelta de octubre, sin necesidad de llegar al balotaje.

En Mendoza, la diferencia en la categoría para presidente fue de tres puntos a favor del Frente de Todos y en la pelea que más le importaba a Cornejo, en diputados nacionales, también fue derrota por menos de un punto. El gobernador, un crítico de la gestión nacional que en las últimas semanas mostró cierto acercamiento, fue uno de los que sufrió en primera persona la caída.

Entre los macristas que iban por la reelección, Vidal fue la más perjudicada y perdió por casi 18 puntos ante Axel Kicillof. En cambio Rodríguez Larreta le ganó por una diferencia bastante menor a la esperada a Matías Lammens y entusiasma al kirchnerismo con dar un verdadero batacazo en octubre.

Es un golpe difícil de asimilar y prácticamente imposible de revertir para Cambiemos a nivel nacional. Casi un certificado de defunción para una alianza que derrochó su capital político en sólo dos años y dejó muy heridos a sus principales referentes, que no lograron refugiarse a tiempo y sufrieron la fuerza destructora del huracán Macri.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.