access_time 20:40
|
16 de julio de 2007
|
|
LIGA MENDOCINA

El Huracán del pueblo, otra vez campeón

El equipo de Pablo Quinteros repitió el título conseguido el año pasado, al derrotar a Algarrobal 2 a 1 sobre la hora

      Pensar que fue una cuestión de once minutos. El título era para Las Heras pero, en medio de un silencio estrepitoso, viajó hasta Gutiérrez. Volvió como quien revive y el festejo fue agónico y feliz. Once minutos, seiscientos sesenta segundos pasaron hasta que Julio Balmaceda, ese sanjuanino que arribó a Mendoza para jugar en la Primera B Nacional hace un tiempo junto a Atlético Club San Martín, metiera un bombazo cruzado cuando el reloj ya marcaba el tiempo cumplido del complemento. Y el delirio llegó a Las Heras porque el Huracán del pueblo se consagró campeón del Apertura de la Liga Mendocina de Fútbol al derrotar en la última fecha a Deportivo Algarrobal 2 a1.


          Al Globo casi se le escapa de las manos este título del octogonal final. Es que en la última fecha y en la cancha de Andes Talleres, Gutiérrez Sport Club dejaba todo para quedarse con una victoria 3 a 1. Con el empate momentáneo de Huracán y el Ladrillero, era campeón el Celeste. Pero, al final, la alegría quedó en Las Heras. Y merecidamente, porque desde un primer momento la buscó con los centros enroscados de Osvaldo Gullace, el mendocino que se inició acá, vivió en Chile y defendió las camisetas de Luján de Cuyo, Gimnasia y Esgrima y Desamparados en el Argentino A.


       En el segundo ataque claro en el que insistió, Huracán llegó al gol que le daba momentáneamente el título. Centro de Alejandro Abba al corazón del área y Luis Carbajal saltó antes que todos para meter un frentazo que se clavó a la derecha de Rodrigo Pombo. Muy lejos estuvo de ser mezquino el planteo de Algarrobal. Los dirigidos por Carlitos Azcurra jugaron un partidazo, con una tremenda actitud a pesar de las especulaciones falsas de las que se hablaron en la semana. Juan Pablo Fernández estaba movedizo y muy despierto.


      Por eso, en una se escapó por derecha, metió una gambeta que dejó pagando al defensor y le dio de zurda, fuerte y al ángulo. El arquero lasherino Martín Del Pópolo se lució con una volada. Así se le plantó Algarrobal al que pretendía ser campeón. Pocas más se dieron en la primera etapa. Una sola que hizo revolcar a Pombo cuando Fernando Velazco cortó una jugada de cabeza y su rechazo casi se mete en contra. El arquero impidió el 2 a 0. En el complemento empezaron a jugar menos y a patearla más para arriba. Hacía frío y Huracán pretendía quemar los relojes.


        El Pala Fernández, quizás por insultar al árbitro o por protestar de más, vio dos amarillas seguidas y Algarrobal perdió a su caudillo. Le vino bien a Huracán y su hinchada ya se animaba a cantar eso de dale campeón. Sin embargo, a los 33 minutos, todos quedaron perplejos ante un tiro libre de Rodolfo Braile que se metió sin querer cuando Gabriel Gómez lo quiso despejar.


       El defensor del Globo cabeceó y la pelota se metió en su propio arco. Un silencio extraño, totalmente a contramano de la fiesta que preparaban los lasherinos. Pero el fútbol es tan cambiante que cuando parecía que el título se lo llevaba Gutiérrez, Osvaldo Gullace le metió una bocha perfecta a

TEMAS:

Deportes

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.