access_time 00:00
|
31 de octubre de 2006
|
|
SALUD MENTAL

El Hospital Pereyra, al tope de internaciones

El aumento de la demanda se debe a la cantidad de casos judicializados y cuadros como las patologías del tercer milenio. Hay pacientes alojados en colchones de la guardería

    El Hospital neuropsiquiátrico Carlos Pereyra está al tope de las internaciones. Actualmente, no sólo tiene ocupadas las 43 camas que posee para albergar tanto a hombres como a mujeres con diversas patologías mentales, sino que, además, los pacientes que no pueden ser enviados a su casa deben permanecer en la guardia alojados en colchones. En estas condiciones, el Pereyra tiene internadas a cinco personas. Su directora, Mónica Rabiolo, explicó que la razón por la cual se encuentran desbordados en el efector que dirige es el aumento de pacientes con cuadros depresivos graves, personas internadas bajo órdenes judiciales y casos diagnosticados como patologías del tercer milenio (ver aparte).

DIFICULTADES Y ALTERNATIVAS. La directora explicó que frente a esta dificultad muchas veces se deben tomar decisiones difíciles. Una de ellas es trabajar a “cama caliente”. Esto es, aprovechar la salida de permiso de algún paciente y albergar a otro que necesita una internación corta. Otra de las opciones complejas es elegir a qué pacientes internar. Esto es, dar respuesta inmediata a los casos más extremos y los demás, intentar que permanezcan en sus domicilios particulares, con alguna persona que se haga cargo de ellos.

    Existe, sin embargo, una tercera alternativa y es la de las casas de medio camino. Se trata de albergues utilizados por las personas diagnosticadas con dolencias psíquicas que no revisten la gravedad suficiente como para ser internadas, pero que, por alguna circunstancia, no pueden permanecer en sus casas. Allí se aloja también a los pacientes en vías de reintegrarse a la sociedad. En la actualidad, el Pereyra cuenta con cuatro viviendas de externación y pronto abrirán una más.

DIFERENCIAS DE GÉNERO. Rabiolo explicó que las afecciones psíquicas predominantes difieren según el género. Así, las internaciones por casos judicializados se dan más entre los hombres y alcanzan 30% del total de la población masculina. En estas circunstancias, la Justicia considera que la externación puede significar un peligro para ellos mismos o para terceros. En cambio, entre las mujeres, la patología de mayor incidencia es la depresión. Rabiolo explicó que en el último tiempo se ha incrementado la enfermedad, sobre todo aquella que se presenta en conjunto con ideación o intentos concretos de suicidio. Por último, la directora explicó que en esta época del año las depresiones endógenas o crónicas recrudecen por factores biológicos, por lo que el efector debe hacerse cargo de dar respuesta a pacientes que no pueden ser atendidos sólo como ambulatorios o en el servicio de día.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.