access_time 18:15
|
19 de julio de 2007
|
|
SAN RAFAEL

El hombre que mató a chico de 13 años está en la cárcel y confesó el homicidio

Juan Adolfo Morales (20) cumplió ayer con los trámites judiciales correspondientes y luego fue llevado a la cárcel de San Rafael acusado de ser el autor del disparo que terminó con la vida de Brian Torres, quien ayer hubiera cumplido 14 años.

Juan Adolfo Morales (20) cumplió ayer con los trámites judiciales correspondientes y luego fue llevado a la cárcel de San Rafael acusado de ser el autor del disparo que terminó con la vida de Brian Torres, quien ayer hubiera cumplido 14 años. Desde las primeras horas de la mañana de ayer comenzó a armarse un fuerte operativo de seguridad para el traslado de Morales desde la Seccional Octava, donde permaneció desde el sábado, hasta Tribunales. Actuaron varios móviles como compañía y fue ingresado por la parte trasera del edificio que linda con Bomberos.

Después se lo trasladó hasta el Primer Juzgado de Instrucción. Eran las 11. Tanto en la comisaría como en Tribunales hubo presencia de familiares y amigos del niño fallecido, Brian Torres. Aclararon que sólo estaban para “insultar a Morales”, aunque no cometieron desmanes. Dicen que el viernes a la noche, en una vivienda de la Isla Diamante, decidieron festejar el cumpleaños de Brian por anticipado. Que también los chicos bebieron e inhalaron pegamento aunque ayer esto no lo confirmaron los familiares del menor víctima, quien tenía diez hermanos.

 “No entendemos por qué lo mató si eran amigos”, señaló ayer, entre lágrimas, una hermana. “Para nosotros fue una ejecución, porque dicen que lo puso de rodillas y le pegó el tiro, no tenía por qué matarlo”, agregó. Brian trabajaba con algunos hermanos. Su familia no sospechó que algo pudiera ocurrir entre ambos y que tuviera este drástico final. “Que se haga justicia, porque Brian no se lo merecía. El que lo mató iba todos los días a buscarlo y a tomar mate”, fue otra frase de la familia. Inclusive, Brian le había prestado un colchón y dos frazadas a Morales para que durmiera en una casa prestada.

La policía halló el sábado a la tarde al detenido en una casa del barrio Promeba, en la misma Isla. Estaba en compañía de otras personas. Al principio quiso escapar pero luego se entregó y confesó lo que había hecho horas antes.Esta vez parece que Morales no podrá zafar de la Justicia como sí ocurrió el año pasado. El 25 de abril, después de un juicio oral, Morales fue absuelto por el principio de la duda en el caso de un robo agravado seguido de muerte. El fallo lo dio la Segunda Cámara del Crimen y el hecho sucedió el 9 de noviembre del 2004 en el barrio Constitución, ocasión en que murió de un disparo Miguel Antequera (46), quien era discapacitado mental.

Junto con Morales, quien vive cerca de donde lo hacía Antequera, fueron juzgados Luis Gerónimo Funes, condenado a doce años de prisión; un joven de quince años considerado autor del disparo que terminó con la vida de Antequera, aunque por su edad se dispuso su internación en un instituto de menores, e Isabel Funes, hermana de Luis, absuelta. A Morales lo llamaban en el barrio y donde solía moverse El Negro Estrella y vivía con su familia en Chacabuco 153 del barrio Constitución. Es que tiene otros hermanos que sí llevan el apellido Estrella, de ahí el apodo.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.