access_time 12:53
|
17 de agosto de 2006
|
PEDIDO DE ABORTO PARA UNA DISCAPACITADA

El Gobierno ofrece el Lagomaggiore

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/174/990/000174990-20111120060817_03_1203342.jpg

Sería en caso de que el Hospital Militar se niegue a interrumpir el embarazo. Para el Ministerio de Salud no hay dilemas éticos y se puede realizar en un nosocomio público.

    Para el Ministerio de Salud provincial, no hay dilemas éticos en cuanto a practicarle un aborto a una joven de 25 años discapacitada, quien habría quedado embarazada como consecuencia de una violación. Por esto, y según lo afirmó ayer el subsecretario de Gestión Sanitaria,Fernando Scherbovsky, si la decisión final del Comité de Bioética del Hospital Militar (ver aparte) es negarse a realizar la intervención, la interrupción de la gestación podría ser practicada en un nosocomio público, más precisamente, en el Lagomaggiore. Sin embargo, y a pesar de la clara postura oficial al respecto, el funcionario indicó que los médicos podrían negarse a realizar la cirugía.

DIAGNÓSTICO CLAVE. Para el funcionario, la clave para que el dilema ético sobre la viabilidad del aborto quede neutralizado es el diagnóstico de la enfermedad de la chica –cuyas iniciales son CCA–, haya existido o no abuso sexual (ver aparte). Scherbovsky explicó que, en casos similares y sin que se tratase de mujeres con retraso mental, se ha podido llevar adelante la interrupción del embarazo porque su continuidad ponía en peligro la vida de la madre. “Esto no puede representar en ningún caso un dilema ético”, aseveró el funcionario.

LA HISTORIA. El conmocionante caso comenzó cuando la madre de la chica detectó, a fines de mayo, que su hija tenía un retraso en el ciclo menstrual. Ante esto, la llevó a un ginecólogo particular, quien le prescribió análisis a través de los cuales se constató que la joven discapacitada estaba embarazada. A su vez, se sospechó de una posible violación y se presentó una denuncia penal en la Unidad Fiscal de Maipú, el martes 8 de agosto.

    Si bien no está determinado en qué lugar ocurrió el abuso ni quién lo realizó, los abogados dijeron que podría haber sucedido en una escuela diferencial ubicada en ese departamento. Sin embargo, otras versiones que trascendieron desde Tribunales indicaron que la joven tenía contactos sexuales con familiares varones. Ayer, fuentes ligadas a la causa informaron que, de practicarse el aborto, se realizaría un análisis de ADN al feto para poder compararlo con el de posibles sospechosos de cometer el abuso sexual.

LA DECISIÓN. La madre de la joven pensó, después de comprobar el embarazo, que el mejor camino para solucionar la dificultad en la que se encontraba su hija era optar por interrumpirlo. Luego de haber asentado la denuncia, se dirigieron al Hospital Militar para solicitar que se realizara el aborto. Pero en el nosocomio pusieron reparos para aceptar y la decisión recién se conocería el viernes (ver aparte).

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.