access_time 22:28
|
21 de noviembre de 2006
|
|
BOLIVIA

El Gobierno minimizó las manifestaciones

Ayer comenzó una semana de protestas, organizada por la oposición, debido a la imposición oficial de una mayoría absoluta en la Asamblea Constituyente. El oficialismo relativizó el malestar

LA PAZ (EFE). Los partidos de la oposición, seis de los nueve gobernadores del país, organizaciones cívicas y asociaciones de productores agropecuarios comenzaron ayer una semana de protestas y movilizaciones contra el presidente boliviano, Evo Morales, quien ha optado por restarles importancia.

    Las principales protestas rechazan que el partido de Morales, el Movimiento al Socialismo (MAS), quiera aprobar por mayoría absoluta los artículos de una nueva Constitución, desconociendo los dos tercios exigidos por la Carta Magna actual y una ley promulgada por el mismo Morales en marzo. Además, hay movilizaciones contra dos proyectos de ley oficialistas, uno para expropiar tierras que el Gobierno considere "ociosas" y otro que faculta al Congreso, dominado por el MAS, para fiscalizar a los gobernadores electos, dejando en manos de Morales su eventual destitución.

    Las protestas fueron minimizadas ayer por el portavoz de Morales, Alex Contreras, quien dijo que el Ejecutivo no está en una semana crucial ni conflictiva, como indican medios informativos locales, sino en "una etapa muy sólida de fortalecimiento democrático y participación ciudadana". Contreras sostuvo que las protestas buscan que fracase la Asamblea, plan en el que involucró a "los partidos neoliberales, algunos malos empresarios, y a las empresas trasnacionales".

    Una de las medidas opositoras comenzó hace seis días, con una huelga de hambre de siete de los ocho constituyentes de la fuerza centrista Unidad Nacional (UN), a la que se sumaron diputados y militantes del partido en todo el país. Contreras la descalificó ayer, al afirmar que esa huelga "no es ética, sino estrictamente estética", porque los militantes de UN y su jefe, el empresario Samuel Doria Medina, necesitan bajar de peso. La mayor fuerza opositora en la Asamblea, la alianza derechista Poder Democrático y Social (Podemos), que tiene 60 escaños, comenzó ayer a analizar sus medidas de protesta contra el oficialismo.

    Según dijeron a Efe portavoces de Podemos, no se descartan demandas judiciales contra las decisiones que adopte la Asamblea por simple mayoría absoluta, en lugar de los dos tercios. 

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.