access_time 16:54
|
20 de noviembre de 2009
|
|
TRABAS COMERCIALES

El Gobierno defiende la gestión en Brasil

Alfredo Chiaradía, de la Cancillería, y Amado Boudou, de Economía, remarcaron los avances.

    El secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Alfredo Chiaradía, destacó ayer los “compromisos muy importantes de ambas partes”, alcanzados por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y su par de Brasil, Luis Inácio Lula da Silva, durante su reunión del miércoles en Brasilia, y dijo que “no hubo pérdidas de mercaderías perecederas argentinas enviadas a Brasil”. “Los tránsitos ya se regularizaron”, señaló, en relación a la demora sufrida semanas atrás por algunos camiones al arribar a las aduanas del país vecino, confirmó el funcionario. 

    Por su lado, el ministro de Economía Amado Boudou expresó ayer su satisfacción por la reciente cumbre bilateral e informó sobre la puesta en marcha de reuniones periódicas de ministros para fortalecer la relación. Chiaradía criticó las declaraciones formuladas a la prensa por “grandes empresarios de San Pablo” en torno al tema, de quienes dijo que “sólo cuidan su bolsillo, les importa nada el cumplimiento de normas y hablan de manera descarada sobre el incumplimiento de los demás”.

    El funcionario destacó la relevancia del comunicado conjunto difundido en la capital brasileña, que estableció “de forma inmediata que a partir del inicio del 2010, ambos países expedirán las licencias no automáticas en no más de 60 días”, lo que requerirá un esfuerzo de parte de Argentina, ya que el mecanismo no está informatizado todavía. El funcionario remarcó, asimismo, que se establecerá “un mecanismo más expeditivo”, no sólo para productos perecederos, sino también estacionales, que perderían mercados si se posterga su ingreso.

    El comunicado estableció también que regirá “un mecanismo de publicidad y transparencia para las licencias, con suficiente antelación, que eviten la interrupción de los flujos comerciales”. En este aspecto, aunque no se fijó taxativamente un plazo, el secretario afirmó que “hubo un compromiso de que no va a volver a ocurrir la detención de camiones, porque no se informó previamente que se iban a exigir licencias”. Sobre el “monitoreo estricto” acordado para evitar eventuales desvíos de comercio, el funcionario descartó que Argentina esté aumentando importaciones desde China en desmedro de las brasileñas.

    “Lo que hay son casos puntuales, que en gran medida responden a que la moneda china se está devaluando, mientras que el real brasileño se revalúa”, explicó Chiaradía. El secretario resaltó luego que ambos países decidieron suprimir el visado consular para el comercio bilateral, medida que ya se había dispuesto para el caso de los muebles. Por el lado del ministro de Economía, Boudou expresó: “Volvimos de Brasil muy contentos por la reunión que mantuvimos, pero hoy –por ayer– nos enteramos de que, según los diarios, fue malísima”, manifestó.

     “Brasil es el primer socio comercial que tiene Argentina. Tenemos un intercambio comercial de 30 mil millones de dólares, que sufrió una caída importante, pero ambos países hacen un gran esfuerzo por sostener e incrementar”, afirmó Boudou. Dijo que en una relación comercial tan significativa “siempre hay fricciones, que son lógicas, como las de ahora sobre los alimentos perecederos”. “Hay tensiones regionales e intervienen las improntas de los gobernadores, como es lógico.

    Pero lo importante es defender la relación bilateral como lo hacemos”, añadió. Luego destacó que la reunión de Brasilia logró destrabar este conflicto sectorial y que “lo más importante fue que la presidenta y Lula acordaron reuniones bilaterales cada 45 días entre los ministros de Industria, Economía y de Relaciones Exteriores”. Boudou anticipó que la primera será el 15 de enero, y sostuvo que en ese ámbito “se trabajará para no permitir que escalen los problemas que surgen en el intercambio comercial”. “Estamos muy contentos con esta propuesta, que defiende la relación global por sobre los problemas”, aclaró el ministro.

    Referido al tema de las restricciones, explicó que “hay que impedir que el árbol nos tape el bosque. Este problema de ahora involucra sólo seis por ciento del volumen total de intercambio”. Boudou también destacó que se produjeron avances en la estrategia global del intercambio y la instrumentación del comercio bilateral en moneda local. “La idea es no usar el dólar en nuestro comercio, algo que está muy avanzado en el trabajo entre bancos centrales y el Banco de la Nación”, señaló.

TEMAS:

El País

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.