access_time 07:27
|
19 de noviembre de 2012
|
|

Negociaciones

El gobierno colombiano y las FARC dialogan por la paz en Cuba

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/276/350/000276350-201211colombia_2299286.jpg

Las delegaciones del gobierno de Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia abrirán las negociaciones en La Habana.

El gobierno colombiano y las FARC empiezan hoy en La Habana formalmente el diálogo de paz lanzado el pasado 18 de octubre en Oslo, en un primer paso para intentar poner fin a casi medio siglo de violencia en el país sudamericano.

Las delegaciones del gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) abrirán las negociaciones alrededor de las 9 de la mañana local (14:00 GMT) en el Palacio de Convenciones de La Habana, con el desarrollo rural como tema.

Ambas partes debatirán durante unos diez días propuestas en torno al primero de cinco puntos en su agenda para alcanzar la paz. Aunque no es el único grupo irregular que combate al Estado, las FARC son la principal y más numerosa guerrilla en el país sudamericano.

La delegación gubernamental, liderada por Humberto de la Calle, llegó el domingo a la capital cubana. El equipo negociador de las FARC ya se encontraba en Cuba desde hace varias semanas o meses.

Antes de partir de Bogotá, De la Calle conminó el domingo a los rebeldes una vez más a buscar "acuerdos concretos y realistas" para acabar con el conflicto. "Esperamos, como también espera la mayoría de los colombianos, que muestren que ellos piensan que es el momento de la fuerza de las ideas y no de la fuerza de las balas", señaló.

Hasta ahora no se barajan plazos concretos para el proceso. Aunque las FARC han rechazado hablar de un marco de tiempo determinado, De la Calle recordó que el gobierno espera un proceso "de meses, no de años".

A diferencia de negociaciones anteriores, esta vez no habrá un alto el fuego durante el diálogo. El gobierno ha rechazado en varias ocasiones un cese de las operaciones militares. La violencia ha continuado en las últimas semanas.

Entre otros ataques con víctimas mortales, el pasado 31 de octubre la explosión de una bomba atribuida a la guerrilla dejó dos muertos y 35 heridos en el municipio de Pradera, cuando cientos de niños celebraban Halloween.

De la misma forma, las autoridades han reportado que medio centenar de insurgentes han muerto en operaciones de seguridad desde el anuncio del proceso de paz, además de la captura y la entrega voluntaria de varios jefes de cuadrilla.

El gobierno rechazó recientemente un alto el fuego después de que medios colombianos hablaran sobre la posibilidad de una tregua navideña a propuesta de las FARC.

Diez años después del fracaso del último proceso de paz con la guerrilla, el gobierno de Santos acordó un nuevo intento tras sondeos secretos celebrados en Cuba entre febrero y agosto. El diálogo fue abierto oficialmente en Oslo el 18 de octubre y se traslada a partir de ahora permanentemente a La Habana.

El equipo de cinco negociadores plenipotenciarios del gobierno liderado por De la Calle está integrado también por el empresario Luis Carlos Villegas, los generales retirados Óscar Naranjo y Jorge Mora, y Sergio Jaramillo, alto comisionado para la Paz.

Por su parte, las FARC están representadas por Luciano Marín ("Iván Márquez"), Luis Alberto Albán ("Marco León Calarcá"), Rodrigo Granda ("Ricardo Téllez"), Jesús Carvajalino ("Andrés París") y Ricardo Palmera ("Simón Trinidad"), este último de forma simbólica ya que se encuentra preso en Estados Unidos.

Las FARC, fundadas en la década de los 60, son la guerrilla más antigua del continente americano. Se estima que la agrupación de inspiración marxista cuenta actualmente con unos 9.000 combatientes. La violencia armada ha dejado hasta ahora más de 200.000 muertos en el país sudamericano. 

TEMAS:

El mundo

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.