access_time 16:15
|
23 de agosto de 2006
|
PROYECTO PLURAL

El Gobierno avanza con la concertación

El Ejecutivo nacional concretó ayer un importante acto político, del cual participaron el gobernador Julio Cobos y el intendente cordobés Luis Juez, en pos de la concertación de Kirchner.

    El Gobierno avanzó ayer un paso en su proyecto de concertación plural, al juntar al gobernador mendocino, el radical Julio Cobos, y al intendente de Córdoba, Luis Juez, entre otros, en la misma semana en que sesionará, con marcado tono opositor, la convención del radicalismo. Bajo la batuta del jefe de Gabinete, Alberto Fernández, la convocatoria sumó un nuevo eslabón en un acto organizado por el Grupo Generación Bicentenario, en el céntrico Hotel NH City. Acudieron también a la cita oficial la actual titular del PAMI y ex diputada del ARI, Graciela Ocaña, y el legislador porteño Fernando Melillo, quien viene del mismo partido fundado por Elisa Carrió.

CHEQUERA. Fernández, ratificando su rol central en el armado de la concertación, advirtió sobre las críticas a la presencia de Cobos y de otros gobernadores radicales en esta iniciativa diciendo: “Hay gente a quienes no los compra ninguna chequera y que lo único que los moviliza a estar acá es su conciencia y su convicción de que hace falta cambiar las cosas”.

    “Hay que ser muy necio, hay que ser muy narcisista para no darse cuenta de que lo que la gente le está reclamando a la política es que sea capaz de unirse para consolidar un proyecto alternativo de progreso”, enfatizó. ernández celebró el compromiso tanto de Cobos como de otros gobernadores, como el catamarqueño Gerardo Zamora, el rionegrino Miguel Saiz, o el correntino Arturo Colombi.

EN CONTRA DE NADIE. En cuanto a si el Gobierno intenta opacar la convención radical del próximo fin de semana en Rosario, que ratificará su apoyo a la candidatura presidencial de Roberto Lavagna, Fernández aclaró que “no estamos trabajando en contra de nadie. Estamos trabajando en favor del futuro”.

    “Creo que la verdadera pelea que Argentina tiene es la pelea con el pasado”, alertó. Le recordó a los opositores que “lo que la gente quiere es que se dejen de discutir miserias y que se empiecen a discutir los problemas de la gente” y advirtió, en tal sentido, que “se terminó la política de las palabras y ahora es la política de las acciones”. “Lo que la gente esta pidiéndole a los dirigentes es que salgan del espacio miserable, donde cada uno medra por su propia suerte”, destacó.

RADICAL POR CONVICCIÓN. A su turno, Cobos argumentó que la concertación debe “evitar que este ciclo de crecimiento caiga” y advirtió que “gobernabilidad no es sumar más bancas. Es lo que necesita el presidente (Néstor Kirchner) para sostener sus políticas. Si el presidente dice: ‘la carne tiene que bajar’, la carne baja”, ejemplificó. Además, recordó su condición de “radical por convicción” y enfatizó que “tengo independencia de pensamiento, porque no necesito del cargo” para vivir. Juez, en tanto, en una intervención muy festejada con cuotas de su conocido humor cordobés, lamentó que “para poder juntarnos tengamos que pedir el ADN, mientras los otros se juntan para hacer negocios”, y exhortó a “animarse a pegar portazos, rompiendo viejas estructuras”.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.