access_time 06:58
|
24 de noviembre de 2009
|
|
ÍDOLO

El Gitano escribe mensajes y evoluciona favorablemente

Los profesionales se mostraron distendidos al revelar el estado de salud del paciente.

En un nuevo parte médico para dar a conocer el estado de salud de Sandro, su equipo médico indicó que los parámetros vitales del paciente son normales y "muy buenos". El Gitano de América ayer pudo escribir mensajes y, según los profesionales que lo atienden, está de muy buen humor después de ver a su familia y hasta hizo gestos como de que volvería a bailar.

Claudio Burgos, el cardiocirujano que estuvo a cargo del doble transplante de corazón y pulmones que se le realizó el viernes, explicó que si bien el estado de salud es bueno, aún falta esperar para retirar el tubo de oxígeno, ya que, generalmente, las "extubaciones se realizan después del sexto día de haber efectuado una operación de este tipo".
"Si todo sale bien, se puede extubar antes del tiempo previsto, pero se verán los parámetros de cómo evoluciona", indicó Sergio Perrone, otro de los profesionales que atienden al artista.

Sandro está? totalmente consciente y escribe frases sueltas de acuerdo con sus necesidades. Lo primero que manifestó fue alguna molestia por estar intubado pero luego comprendió su situación. Después, cuando su mujer lo pudo visitar, él le solicitó unas gotas para los ojos porque le picaban. Más tarde bromeó con los médicos e, incluso, indicó que podría volver a bailar. "Está de muy buen á?nimo y colabora más de lo que se esperaba", contó Burgos.

Actualmente está? semisentado, ya que no lo pueden sentar del todo por los tubos, pero ya mueve los brazos y las piernas en un avance progresivo para su cuerpo. Se le suprimiero? totalmente la sedación y los analgésicos, porque es un paciente que, según los especialistas, está? entrenado para tolerar el entubamiento. "El reencuentro con la familia lo tranquilizó? mucho y toma esto de una forma muy buena", explicaron los galenos.

El próximo paso postoperatorio consiste en ir superando lentamente los obstáculos que se pueden presentar, por eso, los profesionales insistieron con que el paciente "no estará ni un minuto más ni uno menos del necesario" dentro del hospital. El período de recuperación habitual dentro del centro de salud es de 30 días, pero luego debe permanecer cerca del cuerpo médico para que controle su evolución. "Después de una cirugía, a medida que pasa el tiempo, estamos más cómodos que al principio. Luego, si se tiene que quedar un año, se quedará, y si tenemos que asistirlo, lo haremos", relató Perrone.

Explicaron los profesionales que durante varios meses planearon los posibles problemas que podrían llegar a surgir después de la operación. Hasta ahora, todo se cumple de acuerdo con lo previsto y no han tenido inconvenientes. Las personas que deben atravesar estas intervenciones -y su cuerpo tolera el nuevo organismo- pueden volver a su vida normal.

Los dos médicos se mostraron en la conferencia de prensa totalmente distendidos y hasta hacían chistes a los periodistas. Cuando se les preguntó si Sandro podrá volver a cantar, Perrone comentó bromeando: "Esperate que vamos a buscar la bola de cristal que tenemos ahí?", y agregó, haciendo referencia a que deben ir paso a paso, "no choque el auto antes de comprarlo". Burgos aclaró que es totalmente aventurado hablar de cosas que pueden hacer las personas después de la operación y explicó que estas deben recuperar su masa muscular.

Desde hacía tiempo que el Gitano venía con riesgo de muerte con episodios que lo tenían al límite. El fin de semana anterior a la operación estuvo muy grave y los profesionales no tenían muchas opciones. "Él está? bien, hemos planteado una estratégia y nada se ha salido de carril, nada nos ha sorprendido", declaró Burgos.

Los pacientes transplantados tienen diferentes fases. En primer lugar, está la relacionada con la operación, con los sangrados o problemas técnicos. Una vez pasada esta etapa, es decir, 72 horas después, la situación es má?s médica que quirúrgica y tiene que ver con las complicaciones de la compatibilidad de los órganos con el paciente. Ahí entra a jugar la inmunosupresión, que la inicia el equipo de transplantes para evitar el rechazo.

El corazón transplantado arrancó? inmediatamente después de ser colocado en el cuerpo de Roberto Sánchez y no fue necesario que se lo reanimara con pequeños golpes de energía eléctrica, como se hace habitualmente.

Por otro lado, los médicos destacaron que sin la actitud positiva y el apoyo de la familia no podrían haber hecho la intervención. El resto de los órganos del cantautor se encuentran bien, salvo el riñ?ón que se había afectado por la falta de oxígeno, pero indicaron que ahora mejorará gracias a los nuevos elementos incorporados. También contaron que el Gitano le comunicó al mé?dico que quería agradecer la solidaridad de todos los que estuvieron, desde el Incucai hasta las fans que se acercaron al Hospital Italiano.

Los agradecimientos y felicitaciones por la operación llegan de todas partes, como la llamada del ministro de Planificación de la Nación, Julio de Vido, y desde la producción del programa de Mirtha Legrand.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.