access_time 09:56
|
21 de octubre de 2009
|
|
OPINIÓN

El gasto de Chile en armamento (por Mauricio Weibel, de DPA)

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/025/478/000025478-200910bacheletjpg.jpg

Chile gastó casi 2.000 millones de dólares en compras de armamento para las Fuerzas Armadas bajo el gobierno de Michelle Bachelet, revelaron ayer fuentes cercanas a Defensa.

Chile gastó casi 2.000 millones de dólares en compras de armamento para las Fuerzas Armadas bajo el gobierno de Michelle Bachelet, revelaron ayer fuentes cercanas a Defensa.

La información, entregada en exclusiva a DPA, surge en momentos en que Chile y Perú mantienen entredichos diplomáticos por una supuesta carrera armamentista del primero, en medio de un litigio fronterizo ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Las adquisiciones, cuyo gasto consolidado no fue revelado nunca antes, incluyeron tanques, cazabombarderos y cañones a países como Francia, Holanda, Israel y Estados Unidos, entre otros.

Una de las primeras adquisiciones que denotó el espiral de compras fue la de 140 tanques Leopard 2 para el Ejército, por 120 millones de dólares.

Las compras continuaron con el encargo para el Ejército de 100 vehículos blindados de combate de infantería Marder y 30 blindados de defensa antiaérea Gepard 1, adquiridos a Alemania.

Además, se compraron al Ejército ocho helicópteros de transporte mediano AS 535 Cougar al fabricante franco-alemán Eurocopter.

Esas aeronaves, adquiridas en 180 millones de dólares, serán usadas en el despliegue de fuerzas especiales y no para transporte regular de tropas, como se informó inicial y oficialmente.

A esto se sumó la compra de una cantidad tampoco especificada de cohetes portátiles antitanque AT-4 del grupo sueco Saab Dynamics, que también refuerza la defensa en la zona norte, cercana a Perú.

En paralelo, se gestiona la compra a Estados Unidos de 24 cañones de 155 milímetros de largo alcance, con sistemas y vehículos de apoyo, por un valor de 275 millones de dólares. Para la Armada, que ya contaba con submarinos Scorpene, Bachelet ordenó adquirir seis helicópteros Dauphin II usados, por 40 millones de dólares.

También encargó tres aviones de exploración marítima C- 295, por 120 millones de dólares. Además se compró un petrolero de flota usado a Estados Unidos, por unos 60 millones de dólares, y se construyeron en Chile dos buques de patrullaje, por 100 millones de dólares.

Para la Fuerza Aérea, que hoy realiza un ejercicio bélico resistido por Perú con pares de Argentina, Brasil, Estados Unidos y Francia, se encargaron 12 helicópteros Bell 412, por un valor de 140 millones de dólares.

También se compraron aviones brasileños de ataque ligero y entrenamiento Súper Tucano, por unos 110 millones de dólares. Pero el mayor avance operativo es la autorización de la compra de 18 cazabombarderos F-16 a Holanda, de segunda mano, por 270 millones de dólares, equipados con misiles israelíes aire-aire Derby.

Esta compra dejará a Chile con una flota de 46 de estos aparatos. Siempre en el fortalecimiento aéreo, se cerró la adquisición de tres radares 3D Giraffe del grupo sueco Saab Microwave, por unos 50 millones de dólares.

Finalmente, en marzo será puesto en órbita el satélite cívico militar que se adquirió en el 2007 al fabricante europeo Astrium por un valor de 70 millones de dólares.

El nivel de gasto, en el que no están reflejadas varias compras no informadas, mantiene la tendencia anotada en los seis años de la administración del presidente Ricardo Lagos (2000-2006), cuando se adquirieron armas por unos 2.500 a 3.000 millones de dólares.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.