access_time 00:44
|
6 de junio de 2007
|
|
JUSTICIERO DE MAIPÚ

El ex militar que mató a un ladrón en su casa actuó en legítima defensa

Para la fiscal del caso no debe ser imputado porque se defendió y socorrió a su esposa.

    La fiscal que investiga el desconcertante homicidio de un asaltante por parte de un ex miembro del Ejército en el comedor de su casa caratuló ayer la causa como legítima defensa, por lo que Simón Cara, de 67 años, quedará libre de cualquier tipo de responsabilidad procesal durante la instrucción del expediente. El hecho ocurrió el lunes cerca de las 19.45 en Maza 1.311 de Maipú y generó conmoción en los habitantes del barrio. Dos malvivientes aprovecharon la llegada de un matrimonio a su casa y los atacaron, pero el tiro les salió por la culata y todo terminó de la peor manera para los agresores.

    La pareja venía de unas vacaciones y, después de ingresar a la vivienda, uno de los ladrones amenazó con un arma de fuego a Adelina de Casa, esposa del militar. Ante esto, el desesperado marido sacó un revolver y le disparó a uno de ellos en una de las salas del hogar. La bala se incrustó en el cráneo del ladrón, quien fue identificado tras su muerte, producida a la 1.45 en el Hospital Central (ver aparte).

    La magistrada de la Fiscalía de Luján–Maipú, Alejandra Ríos, solicitó que le remitieran varios informes balísticos y forenses con la finalidad de ayudarla a esclarecer el hecho, el cual es desconcertante porque Simón, durante la trifulca, se habría tropezado con un escalón antes de apretar el gatillo de su calibre 38. Fuentes judiciales informaron que la fiscal no ordenó la detención de Simón Cara “porque en prima facie actuó justificadamente ante la agresión ilegítima”, en este caso de un malviviente, como tipifica el artículo 292 del Código Procesal Penal.

LA INSTRUCCIÓN. Luego de la testimonial del militar y su mujer, la líder de la investigación inició el armado del rompecabezas con la finalidad de saber qué sucedió en el interior de la casa maipucina. De todas formas, las dudas sobre el momento del disparo siguen siendo muchas, aunque algo sí está claro: el hombre sacó su arma para defender a su mujer, quien fue golpeada por uno de los malvivientes, el que está prófugo.

    El matrimonio Cara se sorprendió por el brusco accionar de los dos delincuentes. Hacía poco más de 15 minutos que habían llegado de Termas de Río Hondo (Santiago del Estero) y estacionaron su camioneta en el garaje. Comenzaron a descargar las valijas y, mientras esto sucedía, alguien tocó el timbre. Desconcertada y sin saber que eran ladrones,Adelina abrió la puerta. Desde ese momento todo fue un calvario para la pareja. Ambos malvivientes la abordaron y la increparon para que les diera dinero. La mujer quedó atrapada entre la puerta y la pared y los gritos de pedido de auxilio se escucharon en todos los rincones de la casa.

    Al escuchar los llamados y verificar que había movimientos inusuales en el comedor, Simón sacó rápidamente un revólver. En ese instante, vio que uno de los malvivientes apuntaba con un arma directamente a la sien de su mujer. Había luz tenue y el otro sujeto, quien portaba un destornillador como arma amedrentadora, se dirigió hacia el ex militar con la intención de provocarle una herida. Según los relatos testimoniales en la Oficina Fiscal Nº11 después de la odisea vivida, el ex militar se tropezó y disparó al bulto. Lo cierto es que la bala hirió gravemente al agresor. Otra versión asegura que Cara no trastabilló y apuntó directo a la cabeza.

    Al ver esto, el otro sujeto, quien apuntaba y amenazaba a Adelina, se atemorizó y escapó rápidamente del lugar. Tanto los vecinos como el matrimonio llamaron a la policía y en pocos minutos la casa estaba controlada. Al lugar llegó la fiscal para recabar todas las pruebas necesarias y la pareja fue trasladada para la testimonial correspondiente. Tanto Cara como su esposa relataron, cada uno por separado, la versión del hecho.

    Fuentes judiciales aseguraron que hubo coincidencias en el relato, situación que los favoreció a la hora de decidir si correspondía imputación. Ayer a la mañana, una vez enterada del fallecimiento de uno de los malvivientes, la fiscal Ríos citó nuevamente a Cara y su esposa para que ampliaran la testimonial. Esto es porque el caso se transformó en un homicidio. Pero la situación procesal del ex militar no cambió y continuó en libertad bajo la legítima defensa. A partir de ahora desde la Justicia continuarán investigando el robo, ya que uno de los protagonistas del hecho está prófugo.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.