access_time 08:26
|
7 de marzo de 2018
|
Femicidio

El marido de la chilena desaparecida confesó que la mató

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1520423975993Chileno-Mato%20a%20su%20esposa..jpg
Concepción Arregui junto a su esposo, el confeso homicida.

Se trata de Concepción Arregui Moreno de 59 años que estaba siendo intensamente buscada desde mediados de febrero. Dijo que la ultimó de un disparo y arrojó su cuerpo en la zona de Potrerillos.

En las últimas horas, la búsqueda de la mujer chilena Concepción Arregui Moreno tuvo un desenlace inesperado. Su pareja habría confesado el crimen y dio precisiones del lugar donde podría estar el cadáver. El presunto agresor fue identificado como Roberto Auduano de 70 años y quedó detenido.

Fuentes policiales aseguraron a El Sol, que el esposo Arregui se habría quebrado con la Policía y reveló que había asesinado a su pareja de un balazo. La confesión es coincidente con las manchas de sangre que encontraron en su vehículo.

También, detalló el lugar donde estarían sus restos, por lo que esta mañana, alrededor de las 10,30 comenzarán los rastrillajes en la zona de Potrerillos. En el lugar, los investigadores trabajarán con el apoyo de los canes de la ONG Escam.

La ciudadana del país trasandino vivía en Mendoza desde 2014 en Luján de Cuyo.

Tras su desapareción, su familia hizo una fuerte campaña a través de las redes sociales para dar con ella.

La última vez que la vieron con vida

Hasta el lunes 5 de febrero, Concepción Arregui mantenía contacto fluido con familiares y amigos tanto en Chile como en Argentina. “Nadie en su entorno tenía noticias de que fuera a realizar este viaje. Ahí radica en mayor medida la preocupación de la familia: no es lo usual que realizara este tipo de movimientos sin comentarlos con nadie, mucho menos que cortara contacto de esta manera con todas las personas con las que solía comunicarse a diario”, precisó un comunicado enviado por su familia.

Al parecer, al día siguiente se subió a un micro, no pudo establecerse si a Chile o a Códroba donde también tenía familiares. La mujer llevaba dos celulares, uno de Chile y otro de Argentina, pero nunca más pudieron volver a hablar con ella.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.