access_time 09:27
|
19 de noviembre de 2009
|
|
ESCÁNDALO POR LAS ESCUCHAS TELEFÓNICAS

El espionaje tensa más la relación Macri-Nación

Randazzo criticó al jefe del Gobierno porteño, quien dará hoy una conferencia.

    El escándalo por las escuchas ilegales por el que fue detenido el ex jefe de la Policía Metropolitana Jorge Fino Palacios profundizó ayer el enfrentamiento entre el Gobierno nacional y el mandatario de la Ciudad, Mauricio Macri, que cruzaron duras acusaciones sobre la responsabilidad política del episodio. Desde la Casa Rosada, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, salió a cuestionar directamente a Macri por el tema, y dijo que “el responsable político es el jefe de Gobierno porteño y que es el primero que tiene que dar explicaciones, porque creó una agencia de espionaje en vez de armar la policía que prometió a los vecinos para darles tranquilidad”.

    Por su lado, Macri dará hoy al mediodía una conferencia de prensa en el microcine del Palacio de Gobierno. De esta manera, según confirmó la administración comunal, Macri tendrá “su primer contacto con la prensa tras la gira de tres días por España que acaba de culminar”. En un reportaje publicado ayer por el diario El País de España, donde se encuentra de gira oficial, Macri dijo que “el Gobierno (nacional) tiene muy poco prestigio de liderazgo, pero sí capacidad de daño”, y consideró que “las denuncias –en su contra– claramente quieren correr el foco de atención”.

    Mientras la polémica por la responsabilidad política llegó al más alto nivel de los gobiernos nacional y porteño, tras haber sido detenido anoche por orden del juez federal Norberto Oyarbide, el ex comisario retirado Jorge Palacios fue trasladado ayer a los tribunales federales, donde prestó declaración indagatoria. En la audiencia también participaba el fiscal federal Alberto Nisman, quien había reclamado la detención de Palacios por las escuchas al dirigente de la comunidad judía Sergio Burstein. Fuentes judiciales comunicaron que Palacios aseguró ser inocente en la declaración hecha ayer ante el juez Oyarbide, quien de todas formas mantuvo detenido al ex jefe de la policía porteña.

     “Macri puso como jefe de la organización a Fino Palacios, un hombre sospechado de ser encubridor en la causa de la AMIA, quien como jefe de la Policía Metropolitana comenzó a hacer un seguimiento y a escuchar los teléfonos de las víctimas de ese atentado. Y ahora podría ser jefe de una asociación ilícita de espionaje contra hombres y mujeres que lo cuestionaban a él y a Macri”, denunció Randazzo. El jefe de la cartera política advirtió también que “Macri y Palacios pusieron a investigar a su Jefe de Gabinete, a sus diputados, a empresarios y a sus familiares, no solamente a la oposición.

    Se dedicaron a hacer inteligencia para el jefe de Gobierno. Sin dudas, es su manera de pensar la vida y de pensar la sociedad”. “Esta forma de actuar demuestra que el espíritu de esta policía, que antes de salir a la calle ya perdió a dos jefes, no tiene nada que ver con su origen. Seguramente, los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires deben sentirse defraudados y nada tranquilos viendo cuál es el verdadero objetivo de Macri”, expresó Randazzo. Mientras, Macri se presentó ayer en Madrid como posible presidenciable de cara a las elecciones de 2011 y acusó al Gobierno de Kirchner de “obstaculizar la gestión” en la Ciudad.

     En tanto, su ministro de Justicia y Seguridad, Guillermo Montenegro, reconoció ayer que, desde el Gobierno de la Ciudad, “en algún punto pecamos por poner énfasis en la gestión y dejamos de lado el tema político”. Montenegro volvió a hacerse responsable político de la designación de Palacios y de Osvaldo Chamorro (otro de los investigados) al frente de la Policía Metropolitana y ratificó que Macri tiene su renuncia a disposición.

TEMAS:

El País

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.