access_time 07:12
|
11 de junio de 2019
|
Investigación en Homicidios

El empresario baleado no recuerda cómo se produjo el disparo

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/155956760621913445591_10154255540388669_2925011262834097211_n.jpg
El empresario Franchetti todavía se encuentra internado.

Luciano Franchetti, quien todavía no recibe el alta, declaró en el expediente. No sabe si el policía lo confundió con un asaltante o si el proyectil rebotó en otro lado. La familia del asaltante que fue abatido dice que el efectivo no tenía por qué matarlo y se presentó como querellante.

Pasó más de una semana desde que un policía abatió a un asaltante e hirió a un cliente que circunstancialmente se encontraba en una estación de servicios ubicada sobre el Acceso Sur, en Godoy Cruz.

El hecho sucedió el domingo 2 por la noche y al efectivo, que quedó a disposición de la Justicia, le tomaron una declaración informativa.

El fiscal de Homicidios del caso, Horacio Cadile, trabaja contrarreloj en la incorporación de pruebas para tomar una decisión importante: definir si acusa -al uniformado por haber baleado –sin intención– al cliente que presenció el atraco.

Ver también: Un policía abatió a un asaltante en una estación de servicio

En las últimas horas trascendió que Cadile no tiene pensado imputar al policía por la muerte del señalado asaltante, Juan Matías Ponce (27). Para el instructor, el efectivo actuó en legítima defensa y en cumplimiento del deber al intentar frenar un hecho delictivo.

Lo que resta saber es si lo acusa por el balazo que sufrió el empresario Luciano Franchetti, de 39 años, que también salió del arma reglamentaria calibre 9 milímetros.

En los últimos días les tomaron testimonial a Franchetti y a su novia, también testigo presencial.

La mujer estaba en un vehículo cuando se produjo el asalto en el sector del servicompras de la bomba de nafta.

La víctima habló en el expediente luego de las declaraciones que hizo su hermano Bruno la semana pasada, que comprometieron al integrante de la fuerza.

“A mi hermano le disparó este policía adentro del servicompras cuando no había absolutamente nadie en riesgo, porque el cajero se había escapado por la puerta de atrás y las dos únicas personas que había eran este supuesto delincuente y mi hermano, como cliente. El policía disparó a matar a mi hermano sin dar la voz de alto y sin ver a ninguna persona en riesgo en ese momento. Mi hermano cayó abatido al piso”, señaló.

Pese a esto, fuentes del caso contaron que la declaración de Luciano no fue en esta misma sintonía al asegurar en la causa que no sabe si el policía le disparó directamente al confundirlo con un asaltante o si lo hirió después de que uno de los plomos rebotara en el brazo derecho del ladrón.

Básicamente, el representante del Ministerio Público contaba, hasta ayer, con cuatro declaraciones directas: la del empleado del minimarket, la del policía –estas dos, prácticamente, coinciden–, la del empresario baleado y la de su pareja.

Entre las del efectivo, la mujer y Franchetti existen pequeñas contradicciones que se espera sean dilucidadas una vez que se reciban los informes de Policía Científica con respecto a la distancia a la que se hallaba el policía entre el empresario y el malviviente y al recorrido que realizaron los proyectiles.

La estación de servicio contaba con cámaras de seguridad exteriores pero no interiores, y el hecho ocurrió dentro. Debido a esto, será clave conocer el resultado de esos estudios de Científica.

Se conoció también que la familia del asaltante se constituyó como querellante en la causa. Para los parientes de Ponce, el policía no tuvo motivos para matarlo. Es más, se basan en que no le encontraron un arma luego de que lo abatieran.

Después del hecho, el cajero del servicompras declaró que todo ocurrió cuando sufrió un atraco y que un sujeto le dijo que portaba un arma.

De acuerdo con los investigadores, no era la primera vez que Ponce perpetraba un robo y, al parecer, le hizo creer al trabajador que portaba una pistola.

La víctima del asalto dejó la escena y le avisó a un policía que estaba realizando servicios extraordinario en el lugar. Este no se hallaba en el interior del local, sino en el sector oeste de la estación. El joven le dijo que había un asaltante y que estaba armado.

La reconstrucción agrega que el policía sacó su pistola y se encontró con dos personas en el interior del servicompras.

Disparó y el primer proyectil, sostiene una versión, rozó el brazo de Ponce y terminó en el abdomen del empresario Franchetti, quien se dirigió herido al vehículo donde se hallaba su novia. El policía quiso reducir al marcado asaltante y disparó nuevamente mientras forcejeaban.

Esta vez, el tiro fue mortal: dio en el pecho. Ponce, oriundo del barrio La Gloria, ya había cometido un asalto en un maxiquiosco de calle Cervantes, de Godoy Cruz, en marzo y quedó filmado.

Ver también: ¿Por qué estaba en libertad el asaltante abatido por un policía?

Se encontraba en libertad porque no tenía antecedentes y tampoco le hallaron el arma que usó en ese hecho. Por todo esto, el fiscal esperará para tomar una decisión con respecto al policía y el balazo que le dio al empresario.

Si lo acusa, sería por la calificación de lesiones culposas (sin intención). Al mismo tiempo, aguarda la declaración de otros dos testigos que vieron cómo fue el hecho pero no han declarado en la causa.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.