access_time 02:01
|
23 de noviembre de 2009
|
|
NEWELL?S - ROSARIO CENTRAL

El empate lo festejó más el Canalla

El equipo de Cuffaro Russo igualó con la Lepra, que perdió dos puntos fundamentales en su lucha por el título con Banfield.

    El 2 a 2 final se festejó más en una tribuna que en la otra y esa tribuna fue la de Rosario Central, no sólo por ese empate, que le sirve para seguir escapándole a la guadaña de la promoción y el descenso, sino también porque ese resultado bajó de la punta del torneo Apertura a su más odiado rival, Newell’s. La primera etapa del partido, quizá haya resultado el mejor lapso vivido en los últimos clásicos, no sólo por los cuatro goles que se registraron en 16 minutos, sino también por el ritmo y la entrega de varios de los jugadores.

    Los primeros diez minutos del partido se jugaron como todo clásico, es decir, con mucha pierna fuerte, los futbolistas peleándose ante cada roce y muy poca claridad a la hora de crear situaciones propicias. En el minuto 11 llegó el gol de Central, a través de un cabezazo de Núñez, quien aprovechó la soledad en la cual lo habían dejado los defensores locales. Newell’s no tuvo tiempo para reaccionar, porque, un minuto después, Jesús Méndez abrió el juego para Núñez y este tocó para el ingreso de Diego Chitzoff, quien en la puerta del área grande sacó un violento derechazo que, tras vencer la débil resistencia de Sebastián Peratta, ingresó al arco.

    Lejos de caerse, el conjunto dirigido por Roberto Sensini fue en busca del descuento, utilizando especialmente ambas bandas, por donde se trasladaban cómodamente Leonel Vangioni, Formica y Achucarro. Por esta vía, justamente, llegó el primer gol de la Lepra. El ecuatoriano Paul Ambrosi quiso salir jugando por izquierda, se cayó y Achucarro le robó el balón. El delantero paraguayo metió un centro rasante que Boghossian conectó con un violento derechazo para mandar la pelota adentro del arco. Minutos más tarde, Vangioni envió un centro desde la izquierda, Boghossian la cabeceó en el primer palo y Achucarro la rozó para establecer el 2 a 2. Corrían 27 minutos.

    A partir de ese momento comenzó a descender el ritmo del partido, aunque siempre sobrevoló, especialmente por la endeblez que mostraron ambas defensas, la sensación de que cualquiera de los dos podría marcar el tercer gol. Sin embargo, esa sensación también se fue diluyendo con el correr de los minutos, porque tanto Newell’s como Central se preocuparon más por no perder que por ganar, y esa actitud derivó en que el partido se jugara en un espacio alejado de los arcos. En el segundo tiempo no se vio nada interesante. El 2 a 2 quizá haya sido el resultado que se ajustó más a lo que sucedió en el campo de juego, pero sólo lo festejó uno: Rosario Central.

TEMAS:

Deportes

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.