access_time 16:43
|
15 de mayo de 2017
|
Inseguridad en el Valle de Uco

El drama de una joven que fue asaltada y golpeada por dos mujeres

<p>La chica, oriunda de Tunuy&aacute;n, descarg&oacute; su indignaci&oacute;n en las redes tras el mal momento que le toc&oacute; vivir. Asegur&oacute; que si no hubiese recibido ayuda &ldquo;no estar&iacute;a&rdquo; para contarlo.&nbsp;</p>

Una joven que fue asaltada y golpeada por dos mujeres la mañana del domingo en pleno centro de Tunuyán, relató en las redes cómo se sintió tras su traumática experiencia. La víctima recibió la ayuda de dos sujetos que pasaban por un lugar y las delincuentes huyeron a bordo de un automóvil.

La chica, identificada como María Betania Ramirez, estaba regresando a su casa cuando fue interceptada por dos mujeres con actitud sospechosa que caminaban por la zona. Según contó la joven, la agredieron física y verbalmente y le quitaron algunas pertenencias.

En su descargo, la víctima agradeció a dos hombre que observaron la situación y decidieron ayudarla. Y aclaró que si no fuera por ellos “tal vez hoy no estaría ni siquiera contando” lo que vivió.

El mensaje de María en Facebook:

“Hola a todos. Si, como verán una de las chicas de esas dos fotos, de esa publicación que anda rodando soy yo. Acá dejo tres fotos de como me dejaron. Hace una semana vivo en Tunuyán centro. Estaba caminando a casa esta mañana, llego a la calle Lavalle (la del átomo viejo) Dos minas que aparentaban venir como de la esquina de la verduleria de al lado del super fueron las animales que me hicieron esto. Paso el Falucho y salgo de la vereda a la calle, ellas también, sigo caminando, cruzo como para Galingniana ellas también, cuando quiero acordar las tenía encima insultando y pegándome. "Putita de mierda toda la ropa te vamos a sacar, mirá los zapatos sacaselos" les dije que no me peguen más que les iba a dar todo. Pero no pararon, querían arrancarme la cartera, la cual estaba por debajo de la campera empiezo a gritar muy fuerte y sólo escuchaba "Hija de puta si gritás te matamos" el celular como toda mina pude esconderlo en el corpiño mientras me robaban cosas de la cartera. No se llevaron cosas muy valiosas. Pero eran chicas creo que hasta menores que yo. Me pregunto porqué yo y muchas más tenemos que pasar por estas cosas. Ya sé no tengo que andar sola ¿Pero por qué? ¿Por qué no puedo llegar sana a mi casa? ¿Por qué vivo condicionada de esa libertad? ¿Por qué con este terror encima? No muestro las fotos por morbo sino porque necesito que vean que esto pasa acá. No puede pasar más. Todos lo necesitamos. "Un pueblo "tranquilo, donde todos nos conocemos" Rogaba a Dios que un móvil de la Policía pasara justo pero no fue así. Pero si Dios me mando a dos hombres que iban pasando en un auto por calle San Martín. Escucharon gritos y se bajaron, esta vez el reconocimiento se lo llevan ellos dos, porque sinceramente tal vez hoy no estaría ni siquiera contando esto. Las minas estaban dispuestas a todo. No hacía falta que me dejen irreconocible. Se subieron a un Ford K rojo y se fueron en contramano. Ahí terminó mi pesadilla. Pero tal vez mañana o pasado le toque a otra. Nos tenemos que cuidar entre nosotras chicas, esto no da para más. Ahora me encuentro bien y más tranquila pero no le deseo esto a nadie. Gracias a todos lo que se preocuparon. Les mando un abrazo y a tener más cuidado.”

 
 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.