access_time 00:44
|
6 de junio de 2007
|
|
ROBERTO GODOY LEMOS

El decano de Derecho de la UNCuyo dijo que el camarista Petra podría haberse excusado

Es por la disputa de las 32 hectáreas entre Alfredo Luis Vila y la casa de estudios. El juez vive en el barrio Dalvian.

    Si bien el Código Procesal Civil no tipifica que la conducta del camarista Julio Petra haya sido irregular en la resolución de la Cámara Federal de Apelaciones que le otorgó 32 hectáreas a Alfredo Luis Vila Idelfonsi, quien se habría autoadjudicado los terrenos veinte años atrás, el decano de la Facultad de Derecho de la UNCuyo, Roberto Godoy Lemos, expresó que el magistrado podría haberse excusado. Es que Petra vive desde hace tiempo en el mismo barrio que es propiedad del poderoso empresario –Dalvian SA– y las 32 hectáreas estarían destinadas a ampliar el complejo habitacional más lujoso del noroeste de la ciudad.

    “Si yo estaría en su lugar, me hubiese excusado por violencia moral”, indicó Godoy Lemos. El reconocido jurista explicó que la violencia moral es un tema muy subjetivo. “Que yo me hubiese apartado por esa razón no quiere decir que Petra lo haya tenido que hacer”, sostuvo.

    La violencia moral está contemplada en el Código Procesal Civil y muchos magistrados la aducen cuando consideran que no podrían analizar una causa con la mayor objetividad posible, incurriendo así en parcialidad. En ese sentido, el juez de la Cámara Federal de Apelaciones no se apartó ni mucho menos sintió que podría haber llegado a ser parcial en su resolución y ahora las sospechas recaen pesadamente sobre sus hombros.

QUÉ DICE LA LEY. El artículo 17 del Código Procesal Civil expresa que será causal de recusación, entre otras cosas, el parentesco del juez para con alguna de las partes en el expediente, tener amistad o enemistad con el denunciado o denunciante, ser acreedor, deudor o fiador de alguna de las partes o bien haber recibido el juez beneficios de importancia de alguna de las partes.

    Si bien es cierto que esto, al menos, no se ha podido demostrar, los magistrados tienen la facultad de poder apartarse y Petra no lo hizo a pesar de que vive en el barrio que es propiedad del denunciado, quien salió beneficiado con el fallo del camarista. Por ese motivo, la máxima autoridad de la UNCuyo, María Victoria Gómez de Erice, indicó:“Me extraña que el camarista Petra no se haya excusado, al menos para no dar lugar a malos entendidos”.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.