access_time 19:46
|
29 de septiembre de 2009
|
|
BOLOGNEZI, EL JUICIO

El debate ingresa en la recta final con trece testigos y el lunes comienzan los alegatos

Los abogados desistieron de muchos testimonios y otros tantos serán incorporados por lectura. Las partes tendrían un día para sus argumentaciones

    Después de un mes y medio, el juicio oral y público por el conmocionante asesinato de José Luis Kote Bolognezi entra en la recta final. Ayer, el tribunal y las partes del proceso acordaron tomar trece testimoniales más hasta el jueves, para dar por finalizada la etapa de producción de pruebas y así iniciar los alegatos el lunes. Todavía no ha sido resuelta la forma en que la fiscal de Cámara, Nancy Lecek, la querella y la defensa darán a conocer sus argumentos sobre el caso, aunque es probable que a cada parte se le otorgue una jornada completa para hacerlo.

    En el debate, que comenzó el 19 de agosto y que se está desarrollando en un salón del Consejo de Profesionales de Ciencias Económicas de San Martín, se han escuchado diversos testimonios propuestos por las partes y muchos de ellos fueron cuestionados, a causa de las grandes contradicciones en las que incurrieron. Será el tribunal el que finalmente decida y es casi seguro que muchas de las personas que ingresaron al salón a contar lo que según ellos conocían sobre el conmocionante suceso terminen siendo investigadas por el delito de falso testimonio.

    Esto fue solicitado por las parte durante el juicio, hasta que el tribunal resolvió que los pedidos de compulsa para investigar a los testigos por este delito se realizaran en la etapa de los alegatos. Hasta la semana pasada, restaban por declarar más de 150 personas. Sin embargo, los jueces prescindieron de citarlas. Pero de aquellas que se creyó que podían aportar algo importante para el esclarecimiento del crimen del joven de 19 años, se incorporará, por lectura, su relato realizado durante la instrucción de la causa.

    De todos esos testigos, sólo trece fueron señalados como imprescindibles tanto por la defensa como por la fiscal y la querella, situación que derivó en las respectivas citaciones para el transcurso de esta semana. Una vez escuchado estos testimonios, el tribunal presidido por Pedro Carrizo e integrado por Carmen Coronel y José Antonio Balliro pasará a un cuarto intermedio hasta el lunes, para escuchar las argumentaciones de la representante del Ministerio Público, de la querella y la defensa.

TESTIMONIOS MÁS IMPORTANTES. Sin lugar a dudas, la versión principal que los magistrados deberán analizar pormenorizadamente será la de Ana María Puebla. Esta mujer manifestó que vio a cuatro jóvenes bajarse de una camioneta negra y golpear a otro que iba caminando. Asimismo, agregó que mientras le pegaban a la víctima, entre ellos mencionaban sus apellidos: “Pérez, Girala, (Alejandro) Bonivardo y (Sebastián) Martínez”, explicó. Los últimos dos fueron imputados y luego sobreseídos por el juez de Instrucción Ricardo Schulz. Puebla incurrió en muchas contradicciones durante el juicio respecto de lo que había declarado en la etapa preparatoria. Justamente, su relato de hace varios años fue el que más perjudicó a Girala y a Metralleta, quienes hoy se encuentran en el banquillo respondiendo a la acusación de homicidio en agresión.

    Otros testimonios que deberán ser analizados minuciosamente serán los de Gabriela Altamirano y el del travesti Georgina –Guillermo Sosa–, quienes manifestaron cosas distintas y, por eso, fueron enfrentados en un careo, que no duró más de cinco minutos. Altamirano había declarado que vio cómo un grupo de personas golpeaba al joven y que, entre los agresores, se encontraba Pérez. Agregó que se encontró con Georgina y que se fueron caminando hacia el Hospital Perrupato. El travesti, desmintió rotundamente esos dichos.

    Por otra parte, los juristas se enfrentan a la versión de los peritos, quienes aseguraron en el juicio que el Kote no fue asesinado en el baldío donde fue hallado sin vida, ubicado a metros de la esquina de Moyano y Boulogne Sur Mer, sobre todo, la explicación que dieron los gendarmes que cotejaron las muestras de tierra que tenían las zapatillas de la víctima con las del baldío. El análisis dio como resultado que no coincidían. Muchas son las pruebas con las que cuenta el tribunal, las que serán puestas sobre la mesa para debatir sobre la confiabilidad de cada una de ellas. Lo cierto es que el crimen ocurrido el 14 de setiembre del 2002, que conmocionó a todo un pueblo y que aún lo tiene expectante, tiene final abierto.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.