access_time 18:32
|
25 de junio de 2007
|
|
BOXEO

El Cotón, para todo Malargüe

Juan Carlos Reveco fue recibido ayer en su tierra. Los soñados días del nuevo campeón mundial de los minimoscas.

    Pisó sobre las mismas huellas. Siguió la sombra de los que hicieron historia, de los que ya no están. Y llegó a la gloria. Tenía su ceja cortada por un cabezazo y una línea de sangre bajaba por su pómulo derecho. Estaba ante su gente y la mística apareció. Luchó, luchó de verdad El Cotón. Juan Carlos Reveco, ese pequeño y a la vez gigante malargüino, el viernes se metió entre los cinco campeones mundiales de boxeo que ha dado esta tierra. El más joven, con 23 años, y un récord breve pero contundente. El Cotón, ese pibe que supo cosechar papa y ajo en su tierra, humilde trabajador del gimnasio, ayer fue recibido en Malargüe por su gente para ir redondeando días soñados, días que, quizás,muchas veces imaginó. “Me llena de orgullo seguir los pasos de los grandes del boxeo. Para eso entreno.
    El aliento de la gente fue impresionante y me ayudó mucho para lograr este título”, soltó con tímidas palabras el nuevo campeón de los minimoscas AMB, luego de vencer en el octavo round a un duro tailandés llamado Nethra Sasiprapa en el estadio cubierto Vicente Polimeni. Y ante el periodista que le da una alentadora estadística, El Cotón sonríe, como pocas veces se lo ve: “Ahora que me dicen eso de que con 23 años soy el campeón mendocino más joven, puedo decir que es un orgullo gigante, la verdad que sí”. El orgullo que tiene encima Reveco vale porque su retador fue bravo, bien bravo.Parado en el medio del cuadrilátero, Sasiprapa buscaba el golpe certero que tambaleara al local. Se conocieron en los primeros asaltos y siempre era el asiático el que encaraba. Pero Reveco fue de menor a mayor (es una de sus muy buenas virtudes) y cuando se le venía el rival metía lindas piñas, que ponían en su lugar al retador.
    Pasaban las campanas y la fuerza fue en aumento. Una zurda arriba, otra abajo y otro gancho al mentón. Sasiprapa boqueaba en el séptimo, a pesar de que el mendocino ya derramaba sangre. Y exactamente a los 2 minutos y 38 segundos del octavo asalto, una combinación de Reveco mandó a la lona al tailandés, para que todos los sueños se hicieran realidad. Juan Carlos Reveco, campeón mundial de la entidad más prestigiosa de los puños. Hace unos días, se fue Hugo Pastor Corro y Reveco no se olvidó: “Nos acordamos de Corro, el fallecimiento de Hugo fue horrible y, de alguna manera, esto es para él. Cuando murió, sabía que esta pelea también iba a ser para él, por ser mendocino, por ser un gran campeón”. Pascual Pérez fue el primero de todos, lo siguió El Intocable Nicolino Locche, puso su sello Itaka Hugo Pastor Corro y continuó con la tradición El Relámpago Chacón. Y hoy el boxeo argentino ya puede disfrutar al Cotón, a Juan Carlos Reveco, de Malargüe.

TEMAS:

Deportes

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.