access_time 14:16
|
17 de agosto de 2006
|
MUNDIAL DE BÁSQUETBOL - JAPÓN 2006

El Colorado, un símbolo nacional

Rubén Wolkowyski jugará su cuarta copa, igualando a Marcelo Milanesio, único argentino que lo había logrado. ?Todos quieren el título, pero primero hay que jugar bien y llegar para merecerlo?, dijo.

   Rubén Wolkowyski se aferró al realismo para analizar las posibilidades del seleccionado argentino en el Mundial de Japón y, al respecto, dijo que, para lograr el título, “simplemente hay que ganarles a todos”. La presencia del pivote chaqueño en la práctica de ayer en el Gimnasium de Sendai, tras recuperarse de un problema estomacal, fue la principal novedad en una nueva jornada de trabajo del equipo nacional.

   El Colorado, todo un símbolo del equipo argentino, dijo que la meta corta es “clasificar y salir primeros en la zona”. El seleccionado vive sus últimas horas previas al debut en el Mundial, que será el sábado, desde las 7 de Argentina, ante un duro rival como Francia, del base Tony Parker, compañero de Emanuel Ginóbili en San Antonio Spurs. A las órdenes de Sergio Hernández e intentando dejar atrás las preocupantes actuaciones de la Copa Singapur, donde fue vapuleado por Serbia y Montenegro (último rival en la zona A del Mundial) y España, el equipo busca reencontrarse con su mejor nivel.

   A punto de jugar su cuarto Mundial –algo que en el básquetbol argentino sólo logró Marcelo Milanesio–, el ex jugador de Boca Juniors, Quilmes de Mar del Plata y Estudiantes de Olavarría contó sus expectativas. “Estamos bien, entrenando mucho, con la cabeza puesta en Francia. Nos faltan cosas por corregir, pero en estas prácticas trataremos de mejorar para llegar al máximo nivel”, apuntó. “Personalmente, me recuperé muy bien después del problema estomacal que padecía al llegar a Singapur. El tema es que perdí tres kilos, porque estuve algunos días comiendo muy poco”, dijo.

    Acerca del desgaste que le produjeron al plantel los constantes viajes de los últimos días, Wolkowyski reconoció que “eso influyó mucho en las últimas presentaciones. Quizás la gente no sabe que nosotros no dormíamos e íbamos derecho a entrenar y jugar. Nos levantábamos a las 3 de la mañana y estábamos muy cansados. Todo eso se acumula y el equipo lo siente”. Sobre el primer rival del Mundial, El Colorado resaltó: “Tony Parker es el arma fundamental de Francia, así que habrá que tener cuidado con él.

    Igual, me parece que más que preocuparnos por el adversario, lo importante es repetir la buena defensa que siempre nos caracterizó. Hay que volver a las bases y ser un buen equipo defensivo”, reflexionó. “Pero, para ser campeones, hay que cruzarse con todos. Nuestro objetivo es ir juego a juego. Venga el que venga, hay que ganar para pelear por los primeros puestos”, argumentó. “De cualquier manera, el primer objetivo es clasificar y salir primeros en la zona. Es muy difícil saber qué va a pasar después. Todos quieren el título, pero primero hay que jugar bien y llegar para merecerlo”, finalizó.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.