access_time 19:48
|
11 de enero de 2007
|
|
RIVER PLATE

El Burrito añora su vieja mística

El delantero del Millonario Ariel Ortega manifestó que ?quiere volver a ser el jugador de antes, para devolver el cariño?. El jujeño reconoció que está trabajando duro para lograr ese objetivo.

    MAR DEL PLATA (TÉLAM). Ariel Ortega empezó el año con toda la energía puesta en recuperar su mejor forma física y futbolística, de cara a un primer semestre de agenda cargada para River Plate, ya que su deseo más profundo es “volver a ser el jugador que el hincha quiere ver”. “Ojalá pueda ser el Ortega que el hincha de River quiere ver.

    Esa es mi ilusión. Ellos siempre me trataron bien y lo que quiero es devolverle ese cariño”, enfatizó Ortega en el lugar de concentración del plantel Millonario. “Pero para darle lo que se merece al aficionado, debo trabajar en el día a día sin pensar mucho hacia delante. Es la única manera de lograrlo: estando tranquilo”, advirtió el Burrito. El jujeño vivió un complicado segundo semestre de 2006, en el que problemas personales afectaron su rendimiento futbolístico y, en algún momento, hasta lo colocaron al borde de dejar la actividad.

    Pero, de a poco, con la ayuda de profesionales en psicología, su familia y del entrenador, Daniel Passarella, fue saliendo de la oscuridad en que se encontraba sumergido y su vida, dentro y fuera de las canchas, comenzó a cobrar sentido nuevamente. “No tomo esto como una revancha sino como una manera de volver a ser yo mismo. Passarella me ayudó muchísimo, pasé unas buenas vacaciones en Punta del Este con mi familia y nunca dejé de entrenar”, explicó.

   “Por eso, cuando llegué a la pretemporada en Mar del Plata, ya estaba mejor que al final del año pasado y ahora espero terminar bien el trabajo aquí”, se ilusionó. Respecto a la tarea que el plantel está realizando en el predio naval y el complejo de Apand, donde River se reparte su trabajo, Ortega remarcó que “se está entrenando bien.

   Y yo estoy a la par de mis compañeros”, enfatizó. “Gracias a Dios, desde el primer día en que empezamos la pretemporada hasta hoy (por ayer) no tuve dolores de piernas ni de nada. Eso demuestra que realmente estoy muy bien, recuperé el ritmo y me puse a la altura de los demás”, manifestó con inocultable satisfacción.

   “Es que si no estás bien físicamente, tal como está el fútbol hoy en día, es imposible hacer la diferencia. Eso era lo que me pasaba hace poco. Quería hacer una jugada, la pensaba, pero no la podía ejecutar", confesó. El Burrito, además, agregó, “Estos primeros seis meses van a ser muy duros, hay mucha competencia por delante”.

TEMAS:

Deportes

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.