access_time 23:32
|
1 de diciembre de 2009
|
|
INDEPENDIENTE RIVADAVIA - SAN MARTÍN (SJ)

El Azul no le encontró la vuelta

La Lepra fue ambiciosa y buscó la victoria durante todo el encuentro, pero el equipo sanjuanino se paró bien atrás y se terminó llevando el punto que vino a buscar.

    Le puso toda la actitud, buscó siempre la victoria pero no le encontró la vuelta al planteo que propuso el rival. Así, Independiente Rivadavia se fue anoche con un empate sin goles ante el puntero, San Martín de San Juan, pero se fue aplaudido por su gente. Y eso, en el Bautista Gargantini, a veces vale un triunfo. La Lepra tomó el protagonismo del partido de movida. Tuvo mucha más posesión de pelota que su rival y dominó el encuentro. Pero careció de profundidad. El Verdinegro se paró bien atrás, con una línea de cuatro que a veces se transformaba de cinco cuando bajaba Pereyra.

     Así, el equipo sanjuanino apostaba al empate, y si caía del cielo alguna contra, bienvenida sea. Los dirigidos por Sergio Aldunate iban hacia adelante, pero Mauricio Ferradas estaba muy bien tomado por la última línea sanjuanina. Al Azul le costaba entrar. Entonces, sólo le quedaba la chance de probar desde afuera del área. Así llegaron remates de Daniel Garipe, Oscar Negri y Claudio Fileppi, pero ninguno tuvo la suficiente precisión para batir al arquero de San Martín.

    El equipo sanjuanino explotaba la velocidad de Lucas Sparapani y los envíos del mendocino Mariano Torresi para acercar peligro al arco de Juan Ignacio Carrera. Pero también terminaba probando desde lejos. La situación más clara del primer tiempo fue de los visitantes. El Cali Torresi metió un centro al área, a partir de una pelota parada, y apareció en el corazón del área grande Leonardo Sánchez para meter un testazo que dio en el palo izquierdo de Carrera y salió. En el complemento, Aldunate metió a la cancha a Germán Gordillo y después a Lucas Gamba.

    Los juveniles le cambiaron la cara al equipo, le metieron más velocidad y generaron más llegadas de gol. Pero el Verdinegro nunca perdió el orden y se refugió en su arco para tratar de llevarse el punto que había venido a buscar. La diferencia de unidades que les lleva a sus inmediatos perseguidores hizo que San Martín fuera tras un empate sin preocuparse demasiado por el arco de enfrente.

    Independiente buscó y buscó pero careció de efectividad a la hora de definir. Fueron buenas intenciones, pero nunca encontró cómo entrarle para lastimar al equipo sanjuanino. Así, el Verdinegro se volvió chocho para San Juan con el punto que quería, sigue líder y sigue tranquilo. La Lepra, a pesar de que no ganó, mostró una cara que dejó contento al hincha azul. Por eso, los aplausos del final.

TEMAS:

Deportes

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.