access_time 07:38
|
8 de junio de 2017
|
Investigación en Las Heras

El asaltante abatido por un repartidor ya le había robado hace dos años

<p>Rub&eacute;n Escudero (29) recibi&oacute; dos tiros en el barrio El Resguardo.&nbsp;La causa tiene al hombre que dispar&oacute; aprehendido. Una testigo asegur&oacute; que todo ocurri&oacute; en un intento de asalto. Sin embargo, investigan si exist&iacute;a una bronca de vieja data entre ambos.</p>

Rubén Jesús Escudero Gómez (29) fue muerto a balazos la mañana de ayer en el barrio El Resguardo, de Las Heras, y un repartidor de pan quedó aprehendido por estar sospechado de ser el autor del hecho. La primera versión señalaba que el fallecido, un asaltante conocido como el Pollero, lo abordó con un clara intención de robo, pero, horas después, esa hipótesis se puso en duda. Esto, porque, aparentemente, pasaron varios minutos entre el supuesto asalto y la posterior agresión.

Fuentes policiales indicaron a El Sol que Escudero, que salió del penal a fines de marzo, ya le había robado a la familia del panadero hacía algún tiempo. Además, ambos eran oriundos del mismo barrio, por lo que también investigaban si había bronca entre ambos.

El fiscal de Homicidios Carlos Torres, que lidera la investigación, ordenó aprehender a Sebastián Alexis Muñoz Pérez (26), el trabajador. Anoche se intensificó la pesquisa para determinar si la causa se encaminaba hacia la legítima defensa o el homicidio agravado por el arma uso de fuego.

La primera información policial señala que a las 8 hasta el exterior de un comercio ubicado en la manzana F del barrio El Resguardo llegó un joven trabajador de 26 años para hacer una entrega de productos panificados. Antes de ingresar al negocio fue interceptado por un individuo.

Una vecina que declaró como testigo antes los pesquisas dijo que Escudero, conocido como el Pollero, intentó asaltar al panadero y que, en ese momento, ella se metió a su domicilio.

Debido a la hora, no había nadie más en la calle por lo que no hubo vecinos que observaran el hecho. Por eso no está claro cuál de los dos portaba el arma ni cómo se dio el enfrentamiento, aunque existe una línea investigativa que estableció que Muñoz se retiró del lugar, fue hasta su domicilio, buscó una pistola y regresó para enfrentar al malviviente. 

Lo cierto es que Escudero recibió dos balazos calibre 9 milímetros en una de pierna y luego se dio a la fuga corriendo. Cuando llegó a la casa que comparte con su pareja, la 4 de la manzana E de ese mismo barrio, el señalado ladrón abrió la puerta y se desplomó.  

Al parecer, perdió mucha sangre en la huida y esto le provocó un paro cardíaco que terminó con su vida, confiaron las fuentes. 

Allí quedó su cadáver hasta que momentos después arribó una ambulancia del Servicio Coordinado de Emergencias (SEC) y el médico de turno confirmó el deceso. 

Posteriormente, personal de Científica realizó una serie de pericias preliminares y levantó el cuerpo. En el lugar se hallaron 10 vainas servidas, o sea que Muñoz vació el cargador de la pistola calibre 9 mm. La saña con la que el ex presidiario, que contaba con extenso prontuario, fue ultimado llamó la atención de los sabuesos. 

Personal de Científica encontró 10 vainas servidas en la escena. Muñoz vació el cargador de una 9 milímetros.

Otro dato no menor es que en el lugar nunca se halló el arma homicida. Lo que da fuerza a la hipótesis de que la pistola pertenecía a Muñoz, quien finalmente fue aprehendido a las 10 en su domicilio de la manzana A en el barrio Eva Perón. 

En tanto, pasadas las 11, personal de la División Homicidios, perteneciente a Investigaciones, realizó dos allanamientos. Uno en la vivienda donde residía el fallecido, en el barrio El Resguardo, y otro en la panadería de la familia Muñoz, ubicada en el barrio San Miguel. El primero resultó negativo, pero en el segundo se incautó un revólver calibre 22 marca Polis cargado con 6 cartuchos y también otras 12 municiones del mismo calibre. 

Por otro lado, pesquisas de la zona confiaron a El Sol que los Muñoz habían padecido un asalto por parte de los Escudero, familia marcada como peligrosa en ese sector lasherino, hace poco más de dos años. Lo mismo fue confirmado por la familia del joven aprehendido en una breve charla con este diario.

Además, la familia del Pollero vivió hasta hace algunos años en el Eva Perón, por lo que investigaban si los hombres se conocían y había algún tipo de conflicto entre ellos. 

Perfil del Pollero 

Rubén Jesús Escudero Gómez, alias el Pollero, nació el 20 de abril de 1987,  tenía domicilio en la manzana E del barrio Eva Perón, donde residió con sus padres. En los últimos tiempos vivía con su pareja en la casa 4 de la manzana E, en el barrio El Resguardo, lugar donde falleció.

En su prontuario contaba con antecedentes por tres robos simples, hurto calificado, amenazas simples, coacciones agravadas, robo agravado en poblado y en banda, amenazas con arma de fuego, dos robos agravados por el uso de arma de fuego y hurto simple. 

El último registro era su paso por el penal provincial. Recuperó la libertad el 29 de marzo luego de estar acusado por una causa de tentativa de robo. 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.