access_time 21:05
|
23 de febrero de 2007
|
|
Luis Scafati

?El arte es mi alimento?

Una antología del artista abre paso a un nuevo espacio cultural en Chacras.

   Con una muestra panorámica de la obra del prolífico ilustrador Luis Scafati, quedarán abiertas, desde el domingo a las 20.30, las puertas del Museo de Chacras de Coria (Mucha), un espacio que propiciará la expresión de diversas disciplinas artísticas, entre las que se destacarán las artes plásticas, la música, la literatura, el cine y el teatro. La apertura del centro está avalada por la Fundación Grupo Valparaíso y la Fundación Sapiens. Según sus creadores (ver recuadro), es un espacio para descubrir, profundizar y desarrollar temas diversos.

   El museo abrirá sus puertas con los trabajos de Scafati, un artista local con mayúsculas cuyos dibujos dan hoy la vuelta al mundo. Sin embargo, para el ilustrador de publicaciones de la talla de Humor, Tía Vicenta, Página 12 y Clarín no será sólo una exposición de las piezas más significativas de toda su obra, sino, como él mismo dijo a Protagonistas, “un intento de presentarme como lo que soy y la oportunidad de reencontrarme con mi ciudad”.

   EL REENCUENTRO. Luis es mendocino y desde hace algunos años se encuentra refugiado en una casa ubicada en Vistalba, donde el excepcional paisaje lujanino inspira la creación de sus dibujos. Pero, a pesar de amar su territorio, este artista, merced a la notoriedad cobrada por su obra y la escasez de oportunidades con la que lidió desde sus comienzos, debió cruzar el mar y difundir sus trabajos en otras geografías.

   “Nunca vi como una elección el hecho de trabajar en otros países, me encantaría que todo saliera de acá y lo he intentado”, confiesa el artista cuya humanidad y simpleza lo desbordan. Por ello, Scafati celebra el hecho de participar del estreno de Mucha.“La idea es excelente, siempre es bueno que haya un espacio para la cultura”, comenta, relojeando los últimos retoques efectuados para la inauguración del domingo, y agrega, casi a modo de confesión:“Estar aquí hoy es un intento de presentarme como lo que soy y la oportunidad de reencontrarme con mi ciudad”.

   VEINTE AÑOS NO ES NADA. Desde el domingo y hasta el 8 de abril, el Mucha albergará varias producciones de Scafati, las que serán presentadas, una vez corrido el telón, por el periodista mendocino Carlos Polimeni y cuya antesala será un monólogo del actor Ernesto Suárez.

    “Traigo una panorámica de todo lo que he venido desarrollando en los últimos años. En ella se encuentran cosas publicadas en la revista Humor (de allí, una serie sobre Buenos Aires llamada Mambo urbano), originales con los que ilustré El Quijote (ilustraciones realizadas en homenaje a los 400 años de la publicación de la inmortal novela) y piezas de La ciudad ausente”, apuntó el dibujante. En medio de ese deleite de creaciones, tendrá lugar un hecho artístico excepcional que Scafati mostró sólo en dos oportunidades.

   Se trata de “un dibujo muy largo”, como él lo define, titulado Especie en extinción, que vio la luz en el Centro Cultural Recoleta y luego fue expuesto en Entre Ríos. Y eso no es todo. “Quise aprovechar para dar a conocer aspectos desconocidos de mí”, se excusa Luis, con referencia a seis esculturas de su autoría que también serán exhibidas en dicho complejo de arte.

   TRES IDEAS CLAVE. La charla que Scafati mantuvo con Protagonistas sirvió como pretexto para que este ser admirable revelara sus pensamientos más escondidos, los que dejaron al descubierto el gran humanista que Luis lleva adentro. En primer lugar, refirió: “Dibujo para expresar lo que siento ante el gran misterio de la vida. El arte es mi alimento. Lo he buscado y lo he encontrado muchas veces. Mi vida gira en torno a eso y, de algún modo, le he entregado todo lo que soy”. Inevitablemente, fue necesario preguntarle sobre la actualidad y los nuevos valores que surgen en el arte, ante lo cual respondió:“Percibo que hoy hay una renovación de espíritus, una desfachatez y fuerza admirable.

    Pero, como es tan amplio el abanico, hay demasiado espacio para la confusión. Un mono pinta y vende un cuadro. Muchos artistas están ahí por el espectáculo”. Scafati cierra la charla opinando sobre la libertad y deja sobradas muestras de su valía como artista y ser humano:“Admiro la libertad que tiene Paco de Lucía cuando toca la guitarra, que es producto del laburo y el esfuerzo. Muchas veces, en las artes plásticas, se invoca un concepto erróneo de libertad. No quiero decir que los artistas deban pintar de tal o cual manera, sino que se debe experimentar teniendo una sustancia de fondo, que no sea todo porque sí. El amor puesto en el objeto, la dedicación y el esfuerzo, eso es la libertad artística”.

TEMAS:

Show

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.