access_time 13:26
|
6 de julio de 2006
|

EL ARI DICE ?NO? AL DESDOBLAMIENTO DE LAS ELECCIONES

Separar la elección nacional de la provincial o esta de las municipales se viene planteado en las últimas semanas por políticos o partidos como algo indispensable para que el ciudadano ?no se equivoque? al emitir el voto, ofreciéndole un ?sistema más transparente?

     El ARI defenderá en todos los ámbitos que la elección sea única por las siguientes razones: Económicas: sin contar con las sumas millonarias que destinan los partidos tradicionales a sus campañas y los compromisos que estos contraen a cambio de los aportes empresarios –que convierten a algunos “dirigentes” en simples lobbystas de esos intereses”–, la Provincia y la Nación deben destinar recursos también millonarios para atender los gastos que implica una elección, por más que se los quiera hacer aparecer como insignificantes; Funcionales: las semanas y aún meses que preceden a un comicio distraen, entretienen, sustraen y apartan a todos los que tenemos responsabilidades públicas de las mismas, afectando a la gestión en su eficacia, calidad y dedicación.


      Es más, nosotros entendemos que para superar esto –que tan bien conocemos todos– las elecciones deberían ser una sola cada cuatro años para elegir todos los cargos; Legales: como bien lo expuso el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia, en ocasión del acto de proclamación de los legisladores y concejales electos en las últimas elecciones, Mendoza ya no cuenta con una ley que le permita al gobernador el desdoblamiento, lo que llevaría a una discusión interminable, con la consiguiente pérdida de tiempo en la Legislatura;


      Morales: cuando la provincia muestra índices oficiales que desnudan que en los núcleos urbanos más de la mitad de los menores de 18 años vive por debajo del nivel de pobreza, muchos de ellos en la indigencia, y cuando las estadísticas nacionales delatan que Mendoza tiene el récord de trabajo infantil –por nombrar sólo algunas de las tantas materias pendientes–, ¿tenemos el derecho de destinar tiempo y dinero a otros fines que no sean mejorar las condiciones de vida de nuestro pueblo?



     Unos, con la excusa de mejorar el sistema democrático y que el elector no se confunda –menospreciando su capacidad de elegir–, y otros, argumentando la necesidad de evitar conflictos entre los “intereses nacionales y provinciales”, nos quieren hacer comprar gato por liebre cuando, en realidad, lo único que les interesa es cómo mejorar sus posibilidades electorales.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.