access_time 18:38
|
18 de junio de 2014
|
MUESTRA DE ARTE

El apocalipsis de la originalidad

Hace una semana las calles de la Ciudad amanecieron cubiertas con mensajes reveladores. ¿Qué significan?¿Quiénes intentan advertirnos sobre la contemporaneidad y el apocalipsis de la originalidad? Acaso todo en la actualidad es robable, citable, adaptable, remixable.

El principio y el fin no son más que una continuidad en sí mismos, un retorno que se nutre de su anterior. Tomando la referencia como punto de partida de la creación, Costado Galería presentó Remix, una muestra multidisciplinaria en la que siete artistas reinterpretaron la obra de otro y que contó con la curaduría de Andrés Piña y Facundo Rueda Sain.

Los carteles callejeros no fueron más que una forma de llevar parte de su mensaje al público que, en procesión, llegó a Pakidermo, el espacio de arte independiente y autogestionado de Angie Villé.

"Serás dueño de lo que señales, pero será sólo tu herencia y tu legado, no lo reniegues", dictamina el octavo mandamiento del decálogo del artista armado a conciencia para esta exposición que formó parte de la clínica "Arte Cabeza 3: Ejercicios Plásticos Contemporáneos", a cargo de Constanza Giuliani y Bruno Cazzola.

Leira Abot reinterpreta a Andrés Piña

El pintor Leira Abot se atrevió a la escultura y remixó a Andrés Piña, quien ha sabido relacionar la vida y la muerte como un par dicotómico. En la obra de Abot, un elemento inanimado como la piedra sirve de matriz de la creación pura.

Del mismo modo, Piña reinterpretó a Angie Villé, con una intervención que resignifica "Expresiones de estación" y su cuadro "Encantada (La Primavera)", en donde una bella mujer encantadora de mariposas las sostiene y seduce con su cabellera en remolinos. Aquí, Andrés juega con la simplificación; las flores emulan a la joven con su piel rosada al tiempo que una mariposa queda suspendida sutilmente en un tallo, aportándole el toque personal en donde se conjuga lo infinito y lo perecedero.

Andrés Piña                                                                                    Marcos Mut

Lo que atesora y trasciende se refleja en la instalación de Marcos Mut emulando a Lili Fiallo, en donde los hechos de la infancia, sus personajes e ídolos se entremezclan en imágenes ochentosas donde priman el cian y el rojo. Somos lo que saqueamos, reinterpretamos, adaptamos, editamos, remixamos...No somos más que un cover de otro.

Angie Villé tomó las formas y el ideal cósmico de Victoria Díaz, con pirámides que cobran tridimensionalidad desde el suelo. Mientras que esta artista reorganizó las piezas que forman S/T Nº 131112 , uno de los cuadros de Leira Abot sacándolo de la abstracción. Para esto, debió dotar a las líneas de sentido y ordenarlas en un collage antes de fotografiar el resultado.

Franco Cazzola

Continuando, encontramos a Franco Cazzola que mimetizó su expresividad a la de Marcos Mut, tarea que a priori no parece difícil. Ambos en algún punto se rozan, sobre todo con sus intervenciones callejeras. Algo de belleza, elipsis y utopías.

Por último, Lili esquematiza a Franco con una instalación críptica en que conjuga un trapecio y el sistema binario con personajes puntillosos calcados directamente de las creaciones de Cazzola.

"No distinguirás la línea que divide tu piel de la del otro." "Serás tentado, verás en el referente la creación. El alivio será cuando se devele la referencia como una recreación." (Arte Cabeza 3. Clínica para Artistas de Costado Galería Remix)

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.