access_time 22:48
|
17 de julio de 2007
|
|
TODAVÍA NO SE DETERMINAN LAS CAUSAS

El anciano murió cinco días antes que su mujer

Eso determinó el informe preliminar enviado al fiscal de Godoy Cruz por el médico forense. Los investigadores no descartan un homicidio

        En las extrañas muertes de la pareja de ancianos sucedida aproximadamente doce días atrás en la vivienda ubicada en Figueroa Alcorta 351 de Godoy Cruz, los investigadores del caso no descartan ninguna hipótesis hasta tanto no llegue el informe del Cuerpo Médico Forense, el cual determinará las causas de los decesos. Por eso, el homicidio sigue siendo una posibilidad dentro de este enmarañado caso, aunque nada ha sido confirmado por los pesquisas.


          Lo que sí se pudo corroborar en el estudio preliminar enviado por los forenses al fiscal de Godoy Cruz Juan Carlos Alessandra es que el hombre, Francisco Pérez, falleció cinco días antes que su mujer, Ana María Lucero. Asimismo, las únicas lesiones que presentaban los cadáveres eran producto de que habían sido comidos por las ratas mientras yacían en la habitación de la casa. “A simple vista, no son signos de que hayan sido golpeados con algún objeto contundente”, indicó una fuente judicial. De todas maneras, los investigadores no descartaron que la muerte de Pérez y Lucero se haya producido tras haber ingerido algún tipo de veneno o algo similar.


          Durante el transcurso del fin de semana aparecieron un sobrino y un hermano de Lucero reclamando una presunta herencia de la mujer. Los investigadores del caso no confirmaron qué tipo de bien reclaman los familiares, aunque especificaron que “no sería una suma importante de dinero, sino que podría tratarse de propiedades”.


COMIDOS POR LAS RATAS.


         Lucero sufría una severa enfermedad en la cadera, lo que le imposibilitaba movilizarse por sus propios medios. Para ello necesitaba la ayuda de Pérez, quien se encargaba, además, de los quehaceres domésticos. Hacía dos semanas que los vecinos de la pareja no veían al hombre por las calles del barrio, situación que les resultó extraña, máxime cuando comenzaron a percibir un fuerte olor.


           Por eso, la gente del lugar llamó a la policía. Cuando los uniformados ingresaron a la casa, encontraron los cuerpos sin vida y en avanzado estado de descomposición en una habitación de la propiedad. Los efectivos que arribaron al lugar descubrieron en los cuerpos mordeduras de ratas, por lo que dedujeron rápidamente que ambas personas yacían muertas en la habitación desde hacía varios días.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.