access_time 16:33
|
13 de noviembre de 2009
|
|
FINANZAS EN DEFICIT

El acuerdo por el endeudamiento fue parcial pero Jaque lucha para sellarlo

Los intendentes ganaron 3,5 puntos de coparticipación pero una diferencia de 100 millones de pesos traba el pacto

    La negociación para tomar deuda resultó una verdadera maraña, y en poco más de cuatro horas –lo que duró el cónclave entre los intendentes y el secretario general de la Gobernación, Alejandro Cazabán– se llegó a un acuerdo parcial. Los caciques lograron aumentar 3,5 por ciento la masa de coparticipación primaria, sumando 185 millones de pesos a los recursos que recibirán en el 2010. Sin embargo, no hubo acuerdo en torno al límite del endeudamiento que pretende el Gobierno provincial. El punto es que los cobistas –de Rivadavia, Junín y La Paz–, a los que se sumó Alfredo Cornejo, quieren que el endeudamiento baje a 320 millones de pesos y que el resto lo consiga Celso Jaque en la Nación.
    Mientras, el oficialismo dice que no puede rebajar más de 420 millones al proyecto que hoy está en la Legislatura por 100 millones más. Concretamente, lo que pretenden es que estos 100 millones de pesos menos se consigan en la Nación a través del endurecimiento del reclamo de deudas vencidas, como obras que pagó la Provincia y cuyos fondos se habían comprometido de parte de la Nación. A cambio, los opositores ofrecieron bajar de 90 a 60 millones de pesos los fondos que irían destinados a financiar las comunas. De estos, 40 serán en calidad de aporte no reintegrable, pero los otros 20 deberán devolverlos a bajas tasas de interés.
    Además, los cobistas pretenden que el total del endeudamiento se tome con el Estado nacional, porque es el que más bajas tasas de interés cobrará, descartando de plano el pretendido bono que planeó el ministro de Hacienda, Adrián Cerroni. Así, Cazabán logró quebrar las voluntades del Frente Cívico, pero el ala más dura sigue disconforme y hoy seguirá la negociación para avanzar en la búsqueda de los 32 votos necesarios para aprobar el endeudamiento en la Legislatura, en una sesión especial prevista para el lunes. Mientras, Jaque –quien ayer estaba a metros del lugar donde se discutía el “pacto”– prepara lo que sería un escenario ideal: convocó a los 18 jefes comunales a las 19 de hoy para firmar un acta acuerdo que muestre cómo se destrabó la negociación.
    Pero no se sabe si logrará la foto, ya que los cuatro disconformes han armado varias reuniones para esta mañana, para así lograr una postura común, intentando mostrar un Frente Cívico unido, que ayer delató grietas, esas que aún dividen a radicales ortodoxos y cobistas. Uno de los puntos que podría trabar el acuerdo es que cuatro caciques pretenden que las modificaciones a la Ley de Coparticipación Municipal, que aumentará la masa primaria de recursos en el 2010, quede sellada a través de una ley que deberá ser tratada en la Legislatura el lunes previo a la sesión especial pedida en Diputados. Lo que no quieren los intendentes es que gane la pulseada el oficialismo, que ofrece incorporarlo al presupuesto 2010 como un artículo más. Esto es porque, de esa manera, las condiciones podrían cambiar antes del envío de la pauta a la Legislatura, y el acuerdo no cumplirse.
ACORDADO. Lo que consiguieron los intendentes ayer podría calificarse como histórico, porque desde hace más de 10 años vienen reclamando un aumento de la masa coparticipable primaria, lo que engrosaría lo que reciben y desecharía los ruegos que mes a mes deben hacer en su peregrinar por la Casa de Gobierno –en especial, los opositores– para lograr fondos específicos. Así, los 85 millones de pesos del Fondo de Infraestructura Municipal y los 50 millones del Fondo de Administración Municipal (FIM y FAM, respectivamente) se sumarían a la masa total, a lo que se agregarían 50 millones de pesos para lograr el aumento de 3,5 por ciento de la coparticipación. Entonces se pasaría de 14 a 17,5 por ciento la masa de recursos que la Provincia destinará a las comunas. Los 50 millones de pesos deberá resignarlos la administración central de alguna partida en especial, esto es porque los caciques lograron imponer una cláusula que establece que este piso debe estar garantizado aunque no se registre mayor recaudación.
MEZQUINDADES. Los que más resistencia ponen a la aprobación del endeudamiento son los que piensan en el 2011, ya que bregan por no aumentar la deuda para los próximos años, teniendo en cuenta que es posible que deban administrar la Provincia con las cuentas maltrechas. A quién más se le notó la preocupación por el futuro fue al ultracobista intendente de Godoy Cruz, Alfredo Cornejo. Es que apenas salió del cónclave, repasó que esto aumentaría la deuda pública –que hoy está en 4.047 millones de pesos–, complicando las finanzas para los próximos años. Esto sin puntualizar que durante la administración cobista la deuda pública también creció.
A LA LEGISLATURA. De esta manera, la pelota queda ahora en manos de la Legislatura, porque aunque Jaque logre la firma del acuerdo político, los legisladores podrían hacer caer la sesión especial del lunes. Y, en ese poder, la cosa se complica, porque de los 48 diputados que conforman la cámara, 18 son justicialistas, 6 demócratas y 4 de partidos chicos o bloques unipersonales, mientras que hay 11 cobistas y 7 radicales, por lo que la oposición puede quebrar el acuerdo si así lo desea, complicando aún más las cuentas antes de fin de año. En este escenario, Jaque ha convocado a los 18 caciques para esta tarde, en lo que pretende que sea la antesala de la luz verde para lograr la anhelada ley de endeudamiento.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.