access_time 18:55
|
28 de agosto de 2006
|
|

SE LEYÓ UNA CARTA DE REPUDIO DE ARANCIBIA

El aborto fue el tema de las misas del domingo

Tal como lo solicitó el arzobispo de Mendoza, José María Arancibia, en todas las parroquias de la provincia, durante la homilía de ayer, cada sacerdote habló del aborto y transmitió la carta que escribió el jefe de la Iglesia católica mendocina y la que elaboró la Comisión del Episcopado Argentino en Buenos Aires el pasado jueves, en las que se condena esta práctica. En las iglesias provinciales, el tema tomó fuerza luego de que se conociera que el miércoles a la noche un grupo de médicos había realizado la intervención a C.C.A., la chica discapacitada que había sido violada.

    Tal como lo solicitó el arzobispo de Mendoza, José María Arancibia, en todas las parroquias de la provincia, durante la homilía de ayer, cada sacerdote habló del aborto y transmitió la carta que escribió el jefe de la Iglesia católica mendocina y la que elaboró la Comisión del Episcopado Argentino en Buenos Aires el pasado jueves, en las que se condena esta práctica. En las iglesias provinciales, el tema tomó fuerza luego de que se conociera que el miércoles a la noche un grupo de médicos había realizado la intervención a C.C.A., la chica discapacitada que había sido violada.

    Ayer en la catedral Nuestra Señora de Loreto, aunque no presente Arancibia, el padre Daniel Forconese fue el encargado de celebrar la misa y leer durante la homilía la carta que el monseñor había escrito a los pastores y fieles laicos. En esta se condena rotundamente al aborto y se expresa un profundo dolor por la decisión que se tomó con la joven discapacitada. “No puedo dejar de expresar el dolor de todos. No juzgamos ni condenamos. Ofrecemos nuestra oración a Dios”, señala el comunicado, y prosigue: “La Iglesia apela a las conciencias, ofrece con honestidad su palabra.

    Confía, sobre todo, en la verdad dicha con caridad”. Asimismo, la carta de Arancibia que se leyó en las parroquias expresa: “Desde el principio de este delicado tema hemos tenido una línea de conducta que ha buscado conjugar: la firmeza y la claridad en la defensa de la vida, con el respeto por las personas y las instituciones. Esto supone abordar lealmente la complejidad del problema humano y ético planteado: los derechos humanos de la madre y del hijo por nacer, el respeto por la ley que nos rige y su vinculación con el orden moral. Una simplificación del problema nos ahorraría muchos dolores de cabeza.

    Pero, ¿obraríamos con fidelidad al Evangelio? ¿No traicionaríamos así nuestra conciencia ciudadana?”. En cuanto a las críticas a los grupos católicos antiabortistas, quienes fueron denunciados por trabar la intervención de la chica discapacitada y hasta de efectuar amenazas, Arancibia, en su opinión, dijo que han hecho legítimo uso de los medios que la democracia pone en manos de los ciudadanos cuando quieren defender lo que consideran importante para la vida social.

    “Es injusto descalificar su conducta como autoritaria o dogmática”, señaló el monseñor, y agregó: “Se ha hablado de presiones y amenazas. Si estas se han dado, constituyen actos reprobables protagonizados, por cierto, por una minoría. No expresan el sentir de los católicos mendocinos. No podemos dejar de preguntarnos, sin embargo, ¿cuántas presiones se han puesto de manifiesto en estos días? Los intereses en juego han sido muchos. ¿Qué actitud hemos de tener los católicos ante el curso de los acontecimientos?”. Según Arancibia, los medios que la Iglesia posee son los de Cristo: la palabra dirigida a la conciencia, la verdad y la caridad.

    Y citó al recordado Papa Juan Pablo II, hablando a los jóvenes españoles: “Testimonien con su vida que las ideas no se imponen, sino que se proponen. ¡Nunca se dejen desalentar por el mal!”. Luego de leer la carta de monseñor Arancibia y ante la mirada atenta de los fieles, el padre Forconese expresó su dolor por la intervención de la joven:“Siempre vamos a defender la vida, en todo momento y en todas las formas. Nuestro propósito fue salvarle la vida a la madre y al hijo, pero la decisión que se tomó, lamentablemente, fue otra”.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.