access_time 08:04
|
31 de julio de 2006
|
NUEVOS TRABAJADORES MENDOCINOS

El 70% opta por el sistema de reparto

Son los que eligen que su futura jubilación sea en el régimen previsional público. El resto queda en una AFJP. Desde la ANSES sostienen que esas administradoras generan inseguridad.

            Hoy, a la hora de decidir el futuro jubilatorio, los mendocinos que ingresan al mercado formal y son blanqueados eligen aportar al régimen previsional público o sistema de reparto. Así, a diferencia de lo que sucedió en la década del 90, actualmente 70% de los nuevos trabajadores registrados locales optan formalmente por quedar bajo la administración estatal, para no terminar en el régimen de capitalización individual de las Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones (AFJP).


 CONFIANZA.


         El delegado regional de la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES),Guillermo Bustos Villar, explicó que esto se debe a que la gente confía más en el sistema público “porque las AFJP les generan cada vez más inseguridad a futuro”. Es más, el funcionario expresó que, si hoy hubiese libre elección jubilatoria, la mayoría de los trabajadores optaría pasarse al régimen de reparto. De hecho, en la Nación se estudia la posibilidad de concretar esta iniciativa. “Hoy, 70% de los trabajadores que están en blanco no dejan pasar la posibilidad de elegir. Y ante esta alternativa, no dudan en optar por el régimen de reparto, ya que confían más en el Estado y ven un fortalecimiento de lo institucional, lo operativo y la calidad del servicio.


        Además, los plazos del régimen de reparto, a la hora de jubilarse, son mucho menores que los de las AFJP”, expresó Bustos Villar, quien señaló que el trámite jubilatorio público suele demorar 90 días hábiles, mientras que el régimen de capitalización individual tiene plazos promedio de un año.


 PERVERSO.


         “Hoy, hay una fuerte política de estado de fortalecer las instituciones públicas y ganarles la cancha a las administradoras. En realidad, el sistema fue muy malvado en su creación porque una persona venía históricamente aportando en reparto y, de repente, se vio obligada a avisar para quedar en el sistema público, porque sino, pasaba a una AFJP. En realidad, todos deberían haber quedado en el régimen público, y quien quisiera lo contrario, haberse pasado al régimen de capitalización individual”, indicó el funcionario.


A UN CLIC.


        Para quedar formalmente en el sistema de reparto, sólo basta que el nuevo trabajador ingrese a la página www.anses.gov.ar, se registre y opte por ese régimen, sin tener que hacer el trámite personalmente. Eso sí, una vez que ingresó en el mercado formal, el empleado tiene 60 días para tomar la decisión, caso contrario, quedará bajo un sorteo que le significará pasar a las filas de una AFJP, cualquiera ella sea. “La inseguridad es que, en la cuenta individual de capitalización, el trabajador es socio de la AFJP, por lo que está sujetado a las inversiones que haga la administradora.



       Así, hay muchas que se quedaron con bonos de la deuda y sufrieron quitas importantes”, señaló Bustos Villar. Sin dudas, otro de los puntos fundamentales por los que eligen el sistema público tiene que ver con las demoras a la hora de acceder a la jubilación, ya que en un AFJP puede significar un año de espera.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.