access_time 20:31
|
3 de mayo de 2007
|
|
EDUCACIÓN

El 70% de los chicos no lee con fluidez

Así lo muestra un estudio que realizó el Ceplim en 40 escuelas de todos los departamentos. Los especialistas aseguran que, a largo plazo, la falta de rapidez en la lectura influye en la comprensión. Algunas recomendaciones

    Un alto porcentaje de los alumnos de tercer grado de la primaria no lee con la suficiente fluidez, lo que, a la larga, termina impactando en la comprensión de los textos. Esta conclusión surgió de un estudio que encaró el Centro de Promoción de la Lectura y la Información de Mendoza (Ceplim), dependiente de la DGE, que incluyó entrevistas a 408 chicos de 40 escuelas de todos los departamentos con distintas realidades.

    Los alumnos de los colegios seleccionados al azar participaron voluntariamente en la experiencia. El trabajo,que se realizó entre octubre y noviembre del 2006, se dividió en tres partes: lectura oral de un texto breve, un test de comprensión acerca de lo que leyeron y una entrevista con cada pequeño en la que se evaluó si tenían la capacidad para detectar o no sus propios errores en la lectura y si, sobre la marcha, los corregían o no.

LOS RESULTADOS. Luego de analizar los resultados de la muestra, los especialistas del Ceplim concluyeron que 70 por ciento de los chicos encuestados presentaron dificultades significativas con la fluidez de la lectura, es decir, no alcanzaron el nivel que se consideró como estándar –leer noventa palabras por minuto–, sino que la mayoría apenas alcanzó las setenta. En cuanto a los problemas de fluidez, se notó en el mismo porcentaje de alumnos una regresión significativa –es decir, volver atrás en la oración para tratar de leer correctamente una palabra que no entendieron o no conocían–.

    El trabajo también mostró que 70 por ciento de los menores que participaron tuvieron dificultades para automatizar las rutas de acceso al léxico, es decir que en algún tramo cambiaron una palabra por otra parecida, aunque la oración no tuviera sentido. Por ejemplo, en un ejercicio decía: “Los cocineros pusieron las ollas al fuego y se olvidaron las tapas” y en muchos casos, los pequeños sustituyeron la última palabra por capas o papas.

    La titular del Ceplim, Celia Chaab, explicó que las conclusiones del estudio arrojaron un indicador preocupante y es que los niños no leen con la fluidez suficiente para la etapa escolar que atraviesan. Chaab dejó claro que lo importante no es que el niños lean más o menos rápido, sino que, a largo plazo, esa falta de fluidez compromete la comprensión de lo que está leyendo, porque debe volver en forma constante sobre las palabras entregaque no entendió y pierde así el sentido del texto.

AUTOCRÍTICA. Pese a las falencias encontradas, 89 por ciento de los alumnos detectó dónde cometió los errores y 94 por ciento los pudo corregir sobre la marcha, aunque, obviamente, esto lentificó el proceso. El estudio también mostró que 86 por ciento de los chicos encuestados no respetó la entonación según los signos ortográficos y no tuvo conciencia de la importancia de la figura tonal, lo que, a la larga, también puede comprometer la comprensión del texto.

    La titular del Ceplim explicó que hay un método infalible para que los chicos superen estas dificultades y es que lean en voz alta, ya que esto es lo único que los ayuda a ellos y a la personas que los acompañan a detectar los errores (ver aparte). Chaab aseguró que el desafío de superar las falencias lectoras de los chicos es de toda la sociedad. Entiende que deben comprometerse los maestros, pero mucho más los padres, los hermanos y los mismos niños poniendo su esfuerzo, además de los medios de comunicación, que pueden transmitir el placer de leer.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.