access_time 21:55
|
1 de diciembre de 2009
|
|
ESTADÍSTICAS LOCALES

El 48% de los enfermos con VIH es hétero

Por el Día internacional de la Lucha contra el Sida, el Gobierno presentó cifras que revelan cambios culturales respecto de los portadores de la epidemia.

    La creencia popular y las estadísticas de hace más de diez años indican que la mayoría de los enfermos de VIH son homosexuales, adictos intravenosos o hemofílicos. Pero, a once años de la declaración del Día Internacional de la Lucha contra el Sida por la Organización Mundial de la Salud (OSM), los números demuestran lo contrario. Según datos oficiales del Plan Provincial de Sida, en nuestra provincia, 48 por ciento de los enfermos son heterosexuales.

    La vuelta de tuerca no es casual, sino que es una tendencia que crece ante la falta de concientización y el fuerte rechazo hacia el preservativo como método de protección, más aún cuando los principales portadores son los jóvenes y adultos de entre 25 y 29 años. “La realidad de hoy dista mucho de la de hace una década”, afirmó el titular del Programa Provincial de Sida, Víctor Bittar, quien informó que los mendocinos diagnosticados de VIH son 1.700, desde 1984 hasta la fecha. De ese total, 1.200 personas están infectadas, 674 han desarrollado la enfermedad y 356 murieron. Las cifras no son ni buenas ni malas, ya que, según los especialistas, “la enfermedad está en una meseta”.

   UN GIRO DE 180º. “Existe una heterosexualización y una pauperización de la epidemia”, dice parte del informe presentado por el Gobierno local. Esto se explica porque cada vez es mayor la participación de las mujeres y de los varones heterosexuales en la epidemia mundial. No obstante, la “feminización” de la enfermedad también demuestra un cambio cultural creciente. Esto es porque, mientras hace diez años 22 hombres por cada una mujer contraían VIH, hoy las mujeres se asoman a la escena con un ritmo vertiginoso, ya que cada tres varones, una mujer es portadora del virus.

    La crudeza de las estadísticas también revela que el sida ataca, en primer lugar, a aquellos cuyas condiciones de vida son bien precarias. Así, del total de los infectados, 49 por ciento no terminó la secundaria. La ignorancia y la falta de educación a la hora de mantener relaciones sexuales ponen en evidencia la problemática social que se vive en los estratos más bajos.

    VIVIR CON SIDA SIN SABERLO. El VIH no es una enfermedad que presente síntomas particulares y, en general, pueden pasar hasta décadas para que una persona se entere de que padece sida. De esta manera, 60 por ciento de los infectados desconoce que contrajo sida. “Si sumamos esta cifra, en Mendoza habría 3.500 personas enfermas, la mitad de las cuales lo desconoce”, resumió Bittar.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.