access_time 23:44
|
22 de mayo de 2007
|
|
LO ASESINAN SÓLO PORQUE LLEVABA UNIFORME

Ejecutan a un policía arriba de un colectivo

Le disparan en la cabeza en un micro repleto de pasajeros sin intentar asaltar.

    Un policía bonaerense fue asesinado de un balazo en la cabeza, a bordo un colectivo lleno de pasajeros, en la localidad de Villa Dorrego, partido de La Matanza, por un delincuente que, aparentemente, lo mató por vestir el uniforme, informaron ayer fuentes de la fuerza. El hecho ocurrió la noche del domingo, cerca de las 22, en un colectivo de la línea 622 que transitaba esa localidad al oeste del Conurbano. La víctima fue identificada como el sargento Hernán Clemente Bertola, de 41 años y padre de cuatro hijos, quien prestaba servicio en la División Canes de La Matanza. Bertola fue asesinado cuando volvía a su casa luego de haber prestado, con perros policiales, dos servicios adicionales en canchas en el clásico Racing-Independiente –por la mañana– y el partido Quilmes- Boca –por la tarde–.

    Lo curioso del hecho es que en el colectivo no hubo ningún asalto por el que el policía hubiera tenido que intervenir, sino que, para los investigadores, Bertola fue ejecutado por el delincuente por el solo hecho de llevar su uniforme. Ni el chofer ni los pasajeros del colectivo denunciaron alguna situación de robo, según explicaron las fuentes. El sargento fue ejecutado de un disparo a quemarropa en la cabeza que ingresó por el parietal derecho y salió por el occipital izquierdo. El asesino, antes de huir, robó la pistola calibre nueve milímetros reglamentaria de Bertola, quien quedó tendido en el piso en la parte trasera del colectivo, según confiaron las fuentes.

    De acuerdo a lo que la policía pudo reconstruir, luego de haber estado en el estadio Centenario de Quilmes, Bertola regresó a su dependencia y en la estación de Gregorio de Laferrere se tomó el interno 32 de la línea 622 y se colocó en la parte trasera. Según declaró el chofer, luego de hacer la parada en la esquina de Soberanía Nacional y Achega, en Villa Dorrego, se escucharon el disparo e inmediatamente los gritos de los pasajeros, quienes le pedían abrir las puertas.

    El colectivero se detuvo y en ese momento se bajaron varios pasajeros, entre ellos, el asesino del policía quien, de acuerdo con la descripción de los testigos, era un joven de entre 20 y 25 años, de pelo muy corto, delgado, 1,70 de altura y vestido con buzo gris con capucha y pantalón negro.

    El chofer llevó el colectivo hasta la comisaría de Villa Dorrego, donde los policías trasladaron a su compañero baleado en patrullero hasta el Hospital Evita, en el que los médicos constataron que estaba muerto. “Lo ejecutaron sólo porque era policía y llevaba el uniforme. No hay otra explicación porque no hubo ningún intento de robo dentro del colectivo”, afirmó un jefe policial. La misma fuente también descartó que el policía tuviera con alguna persona algún problema personal que hubiera dado lugar a algún motivo para matarlo.

    Personal de la seccional de Villa Dorrego, de la Jefatura Distrital Sur de La Matanza, y de la Dirección de Investigaciones (DDI) de ese partido realizaban diversos procedimientos en busca del delincuente, prófugo hasta ayer a la tarde. El homicidio del sargento es investigado por la Unidad Funcional de Instrucción 7 del Departamento Judicial La Matanza.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.