access_time 17:16
|
6 de diciembre de 2006
|
|
CONFLICTO BÉLICO EN ORIENTE MEDIO

EEUU admite que no está ganando en Irak

Lo reconoció el flamante secretario de Defensa, Robert Gates, quien no descarta alternativas para reducir el conflicto con ese país. ?Lo que estamos haciendo no es satisfactorio?, dijo

       Robert Gates, candidato a sustituir a Donald Rumsfeld al frente del Pentágono, se sometió ayer a un duro interrogatorio sobre Irak en el Senado, en el que admitió que Estados Unidos no está ganando la guerra en ese país. En la primera audiencia para su confirmación como secretario de Defensa, el que fue jefe de la Agencia Central de Información (CIA) reconoció:“Lo que estamos haciendo ahora no es satisfactorio”, y se declaró abierto a tener en cuenta nuevas ideas para reconducir el conflicto iraquí.


         “Todas las opciones están sobre la mesa en lo que respecta a cómo afrontamos el problema en Irak”, dijo. En su opinión, los dos próximos años serán cruciales, porque si no se consigue estabilizar ese país en ese plazo, existe un riesgo real de que se produzca una “conflagración regional” en Oriente Medio. Gates, de 63 años, aseguró a los senadores que lo interrogaron que, en caso de que lo confirmen como sustituto de Rumsfeld, su gran prioridad será Irak. Tras responder con un claro “no, señor” cuando el senador demócrata Carl Levin le preguntó si creía que  en atentado EEUU estaba ganando esa guerra, Gates precisó que Washington no estaba ni ganando ni perdiendo “en estos momentos”.


OTRAS OPCIONES.


       El mismo argumento defendió la Casa Blanca a través de su portavoz, Tony Snow, quien declaró a la prensa que no hay que centrarse en una sola frase de las que ha dicho el candidato a secretario de Defensa ni tampoco sacar de contexto sus declaraciones. Según Snow, Robert Gates coincide con lo que opina el presidente George W. Bush. Lo demostró cuando los senadores le preguntaron sobre a una eventual retirada de tropas.


         Gates respondió con el argumento de Bush, en el sentido de que esa decisión depende de las condiciones sobre el terreno y de lo que recomienden los jefes militares. Pero, además, dijo que poner fecha a una retirada sería como decir a los insurgentes “cuánto tiempo tienen que esperar para que nos vayamos”. Gates adelantó su intención de viajar a Bagdad cuanto antes para discutir esta y otras cuestiones con los comandantes militares, si es que el Senado le da el visto bueno.


       Eso es algo que prácticamente se da por hecho, a tenor del ambiente en el que se ha desarrollado la primera audiencia de confirmación y teniendo en cuenta que los demócratas no han dado ninguna indicación de que pretendan bloquear su nombramiento. Bush ha instado a los senadores a que aceleren los trámites necesarios y confirmen a Gates cuanto antes como secretario de Defensa. El presidente hacía ese llamamiento en declaraciones a la prensa, tras reunirse con el más que probable sucesor de Rumsfeld en la Casa Blanca, de quien se mostró convencido de que “será un buen secretario de Defensa”.


      Gates conoce las dificultades de EEUU en Irak, entre otras razones, porque hasta que el presidente lo designó para dirigir el Pentágono, el 8 de noviembre, él era uno de los miembros de la comisión bipartidista independiente que busca posibles alternativas para salir del atolladero actual en el territorio iraquí. Esa comisión, encabezada por el ex secretario de Estado James Baker, divulgará hoy el informe final con sus recomendaciones y se las comunicará directamente al presidente, a quien el propio Baker ya le ha transmitido ayer un adelanto.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.